El monovolumen de Chevrolet pensado para las familias está a días de presentarse en la región, pero previo a ello General Motors difundió las primeras imágenes y datos oficiales. El Chevrolet Spin 2019 se presenta el 5 de julio.


Por un lado, la actualización estética es lo que más abunda, con los cambios que tanto necesitaba: la trompa adoptó líneas más filosas en sintonía con el último family feeling de la marca norteamericana, con ópticas más horizontales y delineadas, una parrilla más agresiva y paragolpes menos redondeados. El sector posterior estrenará cambios similares a los realizados en el Chevrolet Cobalt: las ópticas invadirán el portón del baúl, el cual en la versión Activ dejará de contar con el auxilio colgado en el exterior.

Pero esta versión sumará un detalle importante: incorporará la opción de 7 plazas -denominada Activ7, que hasta ahora sólo estaba disponible en la variante de estética convencional. Será la opción tope de gama de la oferta en Argentina, donde comenzará a comercializarse en julio.

En el interior también estrenará nuevo diseño en las salidas del aire acondicionado, guantera, moldura de la pantalla multimedia y comandos (como el de los vidrios, trabas y retrovisores eléctricos) y más equipamiento, sumando cámara de visión trasera con líneas guías, accionamiento automático del limpiador del parabrisas, encendido automático de los faros, repetidor de los guiños laterales del vehículo y sistema OnStar.

El Chevrolet Spin 2019 debutará incorporando la segunda fila de asientos corredizos. Por estar montado sobre rieles, la pieza se puede mover 50 milímetros hacia adelante o 60 milímetros hacia atrás, a los efectos de redistribuir mejor los espacios según la necesidad del usuario. Por primera vez ofrecerá ganchos ISOFIX y Top Tether, además del quinto apoyacabezas y cinturón de seguridad de tres puntos en el asiento central. Pero ojo, este último ítem no será de serie para todas las versiones: la Activ7 será la única en contar con cinturones inerciales en todas las plazas, todo el resto de la gama seguirá con el quinto cinturón de seguridad fijo. No se incluirá ESP de serie ni como opcional, y tampoco contará con más airbags que el par frontal.

La mecánica será la misma: motor naftero 1.8 de 105cv con opción manual de 5 marchas o automática de 6. Desde la marca aseguran que “el conjunto motriz también fue refinado para un funcionamiento suave. La nueva calibración hizo que los cambios automáticos de marcha sean más lineales y casi imperceptibles, aprovechando al máximo el alto torque del motor”.


Galería