La espera terminó. Finalmente Volkswagen develó la versión más deportiva de su sedán producido en México: el Volkswagen Vento GLI. Se trata de la opción tope de gama que, además de contar con más equipamiento, tiene un seteo mecánico y de suspensión con un giro hacia la conducción deportiva.

El Volkswagen Vento, conocido como Jetta en otros mercados, es uno de los modelos más emblemáticos de la región. Luego del Bora, el segmento C de la marca alemana fue representada por este modelo. Esta última generación se presentó a principios de este año (ver nota) y marca el alineado de plataformas con el Golf, su hermano bicuerpo: ahora los dos utilizan la plataforma MQB.

El nuevo Vento 2019 tiene un largo de 4.702mm, un ancho de 1.799mm, un alto de 1.458mm y una distancia entre ejes de 2.686mm y se comercializa con un motor naftero 1.4 TSI de 150cv, asociado a una caja automática Tiptronic de 6 marchas.

Tal como mencionamos en su prueba (ver nota), el Vento perdió la caja automática doble embrague DSG y la suspensión trasera multilink o independiente, aunque no todo está perdido: estos items de equipamiento sí estarán disponibles en la versión GLI que acaba de ser develada.

Vento GLI 2019

Los cambios son varios y se reconocen a simple vista: llantas de aluminio de 18 pulgadas, detalles en rojo, parrilla y paragolpes específicos, spoiler trasero y doble salida de escape independiente. Desde todos los ángulos uno puede identificar que se trata de un GLI: lo dice en la trompa, en los laterales y en la cola también.

Así como se nota en el exterior, el interior también adopta modificaciones. Se le sumó el volante del Golf GTI, butacas deportivas y equipo de audio Beats premium.

Lo más interesante llegará por el lado de la mecánica, ya que el 1.4 TSI de 150cv no será el elegido para esta versión. Utiliza el 2.0 TSI de 230cv en conjunto con una caja manual de 6 marchas o automática DSG doble embrague de 7. El seteo mecánico también adopta modificaciones para hacerlo más deportivo. Suma los frenos a disco del Golf R, recupera la suspensión trasera multilink que perdió el Vento convencional y estrena un diferencial de deslizamiento limitado. También habrá una versión que celebrará los 35 años del modelo, que contará además con suspensión adaptativa DCC en función del modo de manejo que elija el conductor.

El dato de color: la marca ofrecerá una garantía de 6 años o 115.000 kilómetros en Estados Unidos. En Argentina el Vento cuenta con 3 años o 100.000 kilómetros. Esta variante del modelo producido en México será presentada en el país durante marzo, por lo que faltan muy pocos meses para conocerlo en persona.

Galería