El furor por los SUV a nivel mundial, potenciado en gran parte por las automotrices, va dejando rezagados a mitad del camino y una de ellas es la familiar Volkswagen Golf Variant, una de las opciones más interesantes del mercado local y que ahora dejó de ser producida en Puebla, México, desde donde era importada.

Esta es una tendencia que ya se veía venir, tomando en cuenta que los mercados están buscando vender más SUV y los vehículos familiares van desapareciendo del mapa, como el caso de la Volkswagen Suran argentina que dejó de producirse en General Pacheco y que su espacio en la planta será ocupado por el SUV Tarek (ver nota).

El inconveniente llega al momento de comparar estos tipos de vehículos y darnos cuenta que un SUV de segmento B con una mecánica menos prestacional y eficiente y menor espacio interior termina costando lo mismo que un familiar de un segmento superior con una motorización mejor. Este caso es justamente por el que pasa actualmente la Golf Variant al compararse con el recientemente lanzado T-Cross: las versiones más equipadas del SUV de segmento B cuestan lo mismo que la única versión disponible de la Variant.

Y el caso no está limitado a nuestra región, en Estados Unidos el mercado SUV terminará con el “perfil familiar” de las marcas. “Los SUV definitivamente asumirán el título de ‘auto para la familia’ de las minivans y familiares que recordamos de nuestras infancias”, resumió el CEO y Presidente de Volkswagen Norteamérica. Es justamente allí donde también por estos días se dejó de ofrecer una de las versiones de la Variant (llamada Golf SportWagen), decisión tomada debido a que el 50% de las ventas en Estados Unidos corresponden a SUVs, lideradas por Atlas y Tiguan.

Distinto es el perfil del cliente europeo, que todavía ve como interesante a esta porción del segmento que combina la calidad y prestaciones de un auto de un segmento superior con la habitabilidad y confort de un desarrollo específico para contar con más baúl. Pese a esto, la futura generación del Volkswagen Golf por ahora sólo cuenta con la silueta hatchback confirmada, sin noticias sobre el desarrollo de una opción familiar dentro del portfolio.

La eliminación de la opción familiar de la fábrica azteca fue también potenciada por la decisión de no fabricar la próxima generación del Golf en México, reservando su ensamblado únicamente para el viejo continente.

¿Y en Argentina? Desde hace un tiempo que sólo se comercializa la opción Comfortline 1.4 TSI de 150cv con caja automática doble embrague DSG y tracción delantera, que (cuando la gama estaba completa) representaba a la variante intermedia del modelo y actualmente se vende a $1.254.500. En algunos concesionarios todavía se consiguen las demás versiones, ya discontinuadas.

Golf Variant

Así es la versión Comfortline del Golf Variant, la única que se ofrece en Argentina.

Golf Variant

El auge de los SUV generó que el modelo deje de producirse en México, desde donde era importado.

Golf Variant

Actualmente se comercializa a $1.254.000 con el motor 1.4 TSI de 150cv y caja doble embrague DSG. Lo mismo que cuesta un T-Cross tope de gama con el 1.6 MSI de 110cv.


Galería Golf Variant