Spoiler alert: si sos una persona que sabe bastante de autos, esta nota no es para vos.

Muchas veces te explicamos cómo preparar tu auto para las vacaciones, cómo cambiar el aceite, cuándo hacer el recambio de las escobillas o hasta cómo identificar si los neumáticos están vencidos o sirven para encarar tu próximo viaje (ver notas). Pero mucho tiempo antes, vos decidiste comprar ese auto que ahora necesita mantenimiento.

Es ahí donde la experiencia, el conocimiento y la curiosidad se combinan para identificar problemas, fallas o camufladas de una unidad que nosotros queremos adquirir. Pero si no tenés ninguno de los tres aspectos básicos para comprar un auto usado (ni alguien que te ayude), ¿cómo hacés? No, no rebajes tu dignidad llamando al tío que no ves hace tres años para ayudarte a ver un auto. Tampoco le quites el tiempo al mecánico de tu barrio, que seguramente después te lo va a cobrar arreglándole un cuchuflito.

Para ayudarte creamos este tutorial donde te vamos a explicar en detalle cómo analizar un auto usado. Cómo elegirlo, de qué manera identificar las tres “P” de la compra, tips para encontrar posibles vicios ocultos y hasta una pequeña guía espiritual para que la transferencia en el registro automotor no sea una tortura.

No creas que vamos a hablar de cosas difíciles y términos técnicos que no vas a entender. Recordá que este vídeo es para vos que no sabes nada de la industria automotriz.

¿Todavía no te suscribiste a nuestro canal de YouTube? Sumate haciendo click acá.