Latin NCAP, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos comercializados en la región (ver todas las pruebas), divulgó nuevos resultados de su programa de seguridad: sometió a crash test al Toyota Yaris, el último lanzamiento de peso de la marca japonesa en nuestro país.

Toyota Yaris

Este sedán de segmento B que se comercializa en nuestro país desde fines del año pasado (ver lanzamiento y test), pasó por las manos de Latin NCAP mediante un test patrocinado y obtuvo una mejorable calificación de cuatro estrellas en protección hacia adultos y cuatro hacia niños.

El Toyota Yaris, equipado con dos bolsas de aire frontales y ESC como equipamiento de seguridad estándar, mostró protección buena para adultos en impacto lateral y protección aceptable a buena en impacto frontal. La estructura fue calificada como inestable que junto a protección aceptable a buena de los ocupantes adultos y sumado a la falta de bolsas de aire laterales para la protección para la cabeza, limitó la puntuación a cuatro estrellas para Protección Ocupante Adulto.

Toyota-Yaris-Latin-NCAP

El pasajero infantil de tres años fue instalado orientado hacia atrás de acuerdo con las recomendaciones globales más recientes para pasajeros de esta edad, lo que explica la máxima puntuación para ambos pasajeros infantiles en la evaluación de la prueba dinámica. La señalización de los anclajes ISOFIX no cumple con los requisitos de Latin NCAP, lo cual sumado a la falta de un interruptor para desconectar la bolsa de aire del pasajero, explican las cuatro estrellas para Protección Ocupante Infantil.

Qué dice Latin NCAP

Por su parte, Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP, comentó: “Es inaceptable que aún en 2019 algunos fabricantes globales no hayan alcanzado las cinco estrellas en pruebas de choque de Latin NCAP. La decisión de Toyota de ser el primer fabricante de vehículos en la región en recomendar colocar al niño de 3 años mirando hacia atrás, desde el año 2015 en la mayoría de las pruebas de Latin NCAP, demuestra la relevancia que el fabricante le otorga a la protección de los ocupantes infantiles. Asimismo marca un antecedente para que otros fabricantes de vehículos lo sigan en términos de seguridad infantil”.

“Estos resultados de Latin NCAP demuestran que los fabricantes están ofreciendo voluntariamente a los consumidores modelos con  niveles de seguridad por encima de las exigencias de gobiernos. Si bien algunos de los fabricantes informan a los consumidores sobre su desempeño en las pruebas de Latin NCAP, otros continúan ofreciendo niveles de seguridad y equipamiento por debajo de los que ofrecen en los mercados de economías maduras”, agregó Ricardo Morales, Presidente de la Comisión Directiva de Latin NCAP.

“Los gobiernos de la región deberían asumir su compromiso y apoyar a Latin NCAP para que los consumidores cuenten con información independiente sobre la seguridad de lo vehículos que se ofrecen en plaza, y así acelerar voluntariamente el camino hacia vehículos más seguros para salvar vidas y reducir lesionados en América Latina y el Caribe, finalizó.

El Toyota Yaris en Argentina

El Toyota Yaris 2019 es la nueva propuesta de la marca nipona para el segmento B+. Se trata de un restyling profundo del Yaris tailandés, aprovechando este modelo para poder darle aires más modernos, incorporarle más equipamiento y aggiornarlo al gusto del cliente sudamericano, iniciando su producción en Brasil. Nada tienen que ver estos desarrollos con el Yaris europeo, el cual ya va por su tercera generación, habiendo salido a la venta en 1999 y logrando el galardón de Coche del Año en el 2000.

Los cambios de este restyling son muchos: todo el diseño exterior fue actualizado, incorporando el último family feeling de Toyota a nivel mundial (más moderno y un poco más ovalado) y remarcando el lápiz en el lateral, retocando levemente la línea de cintura con un corte que se eleva hacia la cola del auto.

Será la primera vez que el Yaris se ofrezca con dos tipos de carrocería diferentes: hatchback y sedán. El hatchback mide 4.145mm de largo, 1.730mm de alto y 1.475mm de alto. El sedán se diferencia por el largo (que se extiende hasta los 4.425mm) y por la capacidad del baúl (310lts el hatch, 473lts el sedán). La distancia entre ejes es la misma para las dos carrocerías: 2.550mm.

Se comercializa con un único motor naftero 2NR-FE 1.5 16v Dual VVT-i de 107cv de potencia, con posibilidad de asociarlo a una caja manual de 6 marchas o automática CVT de siete marchas simuladas. La tracción es delantera.

La oferta para nuestro país contempla diversos niveles de equipamiento diferentes. El Yaris XS será el más accesible y contará de serie con doble airbag, ABS con EBD, ESP, asistente de partida en pendientes, faros antiniebla traseros, asiento del conductor regulable en altura, levantavidrios eléctricos en las cuatro puertas, sistema multimedia con conexión USB, auxiliar y Bluetooth, llantas de aleación de 15″, luces diurnas LED, espejos exteriores eléctricos con luz de giro incorporada, asiento trasero rebatible 60/40 y volante multifunción regulable en altura.

Lo seguirá el XLS MT que suma faros antiniebla delanteros, volante revestido en cuero, equipo multimedia con pantalla táctil de 7″ y cámara de retroceso, climatizador automático digital, espejo retrovisor electrocrómico, computadora de abordo de 4,2″ y ópticas delanteras con proyector tipo lupa (la versión CVT suma además siete airbags, control de velocidad crucero, levas al volante y asientos revestidos en cuero).

La variante tope de gama será la S, que a todo el equipamiento del XLS MT ya mencionado agrega los siete airbags de serie, techo solar, apertura y arranque sin llave, sensor de lluvia, detalles interiores y exteriores en color rojo, asientos revestidos en cuero, llantas diamantadas de 15″, manijas cromadas y espejos exteriores retráctiles. Al igual que la XLS, la S CVT suma las levas al volante y el control de velocidad crucero. En el caso del sedán, la configuración es la misma pero elimina la versión S.

Todas las versiones cuentan con el mismo nivel de seguridad, es uno de los vehículos de segmento B más equipados y cuenta con la mejor garantía del segmento: 5 años o 150.000 kilómetros. Pero, la caja automática sólo está disponible en las versiones más equipadas y, a medida que se paga más por un Toyota, va bajando la capacidad de baúl: el Etios Sedán sorprende con 562 litros, el Yaris Sedán baja hasta los 473 litros y el Corolla apenas ofrece 470.