Bienvenido

Fotos por @ManuFernández

La moda manda, y eso en eso las automotrices son pioneras. ¿O acaso fabrican autos que no le guste a su público? Bueno, si bien en algunos casos pasa, la mayoría de las terminales producen lo que los posibles clientes pueden llegar a comprar.

Un ejemplo bien claro de ello es el Peugeot 3008. El modelo nació en su momento como un vehículo familiar, pensado para la recreación y poniendo en énfasis en el espacio interior para la comodidad de los niños. Pero como todo es cíclico y cambiante, la segunda generación mutó al ya afamado segmento SUV, esos vehículos con altura elevada que quieren demostrar que pueden cruzar el Everest sin siquiera pisar el barro.

Este nuevo Peugeot 3008 estrenó la plataforma EMP2 (compartida con Citroën C4 Picasso y DS7 Crossback) y llegó a nuestro mercado para reemplazar a la generación anterior que se vendía a cuenta gotas. Para ello su comercialización cuenta con dos versiones (Allure y GT Line) y dos opciones de motor: el naftero 1.6 THP de 165cv o el 2.0 HDi de 150cv. Ambos, sólo con caja automática de 6 marchas y tracción delantera (ver nota).

Para ver que cambió de una generación a otra, elegimos la variante más equipada para nuestro test: Peugeot 3008 HDi GT Line 2.0.


Nave Espacial

Lo primero que uno piensa al ver esta nueva generación del Peugeot 3008 es que tanto el diseño exterior como el interior es el punto más sobresaliente. Líneas rectas extremadamente simples se conjugan con una extravagancia pocas veces vista, con guiños muy filosos y una estética netamente deportiva. Claramente quiere decir “¡acá estoy!”.

El interior se lleva el premio al mejor del segmento, destacando al i-Cockpit como el jugador principal. El volante de reducidísimas dimensiones se ubica por debajo del instrumental, mientras que la pantalla multimedia desde donde se comanda absolutamente todo está ubicada en una posición más cercana al conductor. El tacto de los materiales es muy agradable y las terminaciones son sublimes.

Lo “sublime” es representado con los dos modos de conducción disponibles: Relax y Boost. ¿Qué hacen estos modos? Bueno, es un tipo de conducción amplificado que, además de configurar la mecánica según el estado de ánimo del conductor en ese momento, también genera reacciones en él. Diferentes modos de masajes tanto para conductor como para el acompañante, eficiencia del sistema de climatización, intensidad del alumbrado interno y hasta un aroma particular pueden ser seleccionados dentro de la configuración de cada modo, generando que el conductor se sienta 100% a gusto en la conducción del 3008. Una cosa increíble.

Todo ello es configurable desde la pantalla multimedia central de 8 pulgadas, la cual cuenta con siete botones estilo piano ubicados debajo de la consola. Cada vez que querramos cambiar la temperatura del climatizador deberemos primero presionar el botón de climatización y después -de manera táctil- gestionar la temperatura deseada. No podremos controlarla directamente como en un vehículo convencional.

“Tres aromas diferentes pueden ser configurados. A ello se le suman varios modos de masajes, tanto para el conductor como para el acompañante.”

El sistema de sonido Hi-Fi Focal compatible con USB, conexión Bluetooth, Android Auto y Apple CarPlay brilla por su extrema fidelidad, aunque para hacer completa nuestra experiencia de conectividad hubiese estado bueno que esta versión tope de gama GT-Line cuente con el cargador inalámbrico de smartphone que sí tiene la versión más accesible Allure THP. Nos debemos conformar con alguna de las conexiones USB.

Punto aparte para el instrumental completamente digital, que puede ser configurado a gusto del conductor. Podemos integrar el navegador en el centro, sólo el velocímetro -como una experiencia minimalista-, los clásicos cuadrantes o todo junto. Se puede seleccionar directamente desde el puesto de conducción, algo que mejora la versatilidad.

Si pensamos en la evolución del familiar al SUV, es lógico interpretar que el 3008 actual debería ser más chico que su predecesor. Pero es no es así, sobre todo en el interior y más precisamente en las plazas traseras. Se incrementó el espacio para las piernas y la altura al techo, mejorando el viajar de los pasajeros traseros. Estos tendrán su salida central de climatización, aunque no contarán con reglaje de temperatura ni intensidad independiente. Lo mismo sucede con el baúl, espacio que extendió su tamaño hasta los 520 litros (1.670 con los asientos traseros rebatidos).

Lamentablemente para nuestros terrenos, la rueda de auxilio es de uso temporal.

¿Qué ofrece de serie el Peugeot 3008 GT-Line HDi? Seis airbags, ESP, control de tracción, control de descenso en pendientes, ganchos ISOFIX, freno de mano eléctrico, cierre centralizado, climatizador bizona, dirección eléctrica, tablero digital, pantalla multimedia de 8″ con entrada USB, conexión Bluetooth, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, volante forrado en cuero, proyectores full LED, acceso y arranque sin llave, asiento del conductor calefaccionado con regulación eléctrica y función masaje de 8 puntos, espejos exteriores rebatibles eléctricamente, techo cielo, i-Cockpit Amplify (ambientes de manejo seleccionables), sistema de audio Hi-Fi FOCAL, look GT-Line, detalles en aluminio y tapizado de cuero.


A un paso del autónomo

Un punto a destacar de esta nueva generación es la cantidad de asistentes a la conducción e items de seguridad que ofrece, sobre todo en esta versión más equipada. Más allá de los sensores de estacionamiento, la cámara de retroceso con función 360°, el detector de punto ciego y los seis airbags (detalles que pueden estar presentes en la competencia), se incluyen otros que no tienen precedentes.

El control de velocidad crucero adaptativo es uno de ellos, sistema que mantiene la distancia con el vehículo precedente si es que este se encuentra transitando a una velocidad menor a la que nosotros configuramos el 3008. Baja la velocidad, se iguala al vehículo de adelante y, cuando este se corre de carril, vuelve a acelerar a la velocidad programada. A este “sensor de proximidad” (que también detecta si un vehículo está demasiado cerca), se le suma el frenado automático de emergencia y el alerta de riesgo de colisión.

“Es el SUV del segmento C con más sistemas de asistencia a la conducción .”

Un detalle importante es el asistente al mantenimiento de carril, que colabora ejerciendo presión en la dirección para mantenernos dentro del carril de circulación. Esta función está activada por default, pero al accionar el guiño se desactiva para dejarnos realizar la maniobra sin una “mano invisible” que nos empuje el volante.

Entonces, ¿dónde está lo autónomo? Crucero adaptativo, mantenimiento de carril y frenado automático de emergencia. Todas las variables de aceleración, giro y frenada están contempladas por el 3008, siempre que tengamos las manos sobre el aro del volante.


¡Que viva el diesel!

Peugeot es una de las pocas marcas que sigue apostando a la motorización diésel en nuestro mercado. Lo hace tanto para los vehículos de producción nacional como para los importados. Y este 3008 no es la excepción.

Para esta versión, el motor elegido es el Turbo Diesel 2.0 HDi de 150cv de potencia, asociado a una caja automática de 6 marchas con tracción delantera. Obviamente estarás esperando cuánto consume… debajo en los Highlights te lo cuento. La reacción de este motor es impecable. Nos permite acelerar de 0 a 100km/h en poco más de 11 segundos y alcanzar una velocidad máxima apenas 1km/h por debajo de la variante THP naftera: 200km/h.

La combinación del motor diesel con la caja automática es muy satisfactoria, pero lo que más nos agrada es la exquisita insonorización del interior. No se escucha absolutamente nada, y mucho menos el clasíco sonido del motor HDi. Punto a favor para los desarrolladores, que incluyeron un babero inferior en las puertas delanteras que cubren el zócalo, evitando manchas indeseadas en la ropa al subir o bajar del habitáculo.

“La sublime insonorización del habitáculo es opacada por el eje trasero rústico y de tacto seco. “

La suspensión delantera es tipo pseudo Mc Pherson con barra estabilizadora, mientras que el tren trasero cuenta con una arcaica barra de torsión. Este eje es el que menos nos convence a la hora de las irregularidades tan frecuentes en nuestros caminos, sobre todo al combinarse con una suspensión calibrada hacia el confort: se lo nota un tanto seco y con poca capacidad de absorción.

A continuación los Highlights principales para enterarte más detalles del nuevo Peugeot 3008.


Powered by WP Review

Highlights

El diseño del Peugeot 3008 es el más atractivo del segmento.

Estética SUV para reemplazar a un familiar. Esas salidas de escape cromadas son falsas.

¿No le ves un aire al Peugeot 504? El detalle negro, las luces… bueh… dejá.

La versión GT Line estrena look propio, detalles en aluminio, tapizado de cuero y muchos techies.

i-Cockpit, el puesto de conducción replanteado según Peugeot.

El volante de dos rayos forrado en cuero regula en altura y profundidad.

La pantalla multimedia de 8″ reúne toda la configuración del auto.

Mientras que en el instrumental digital se pueden reproducir todos los parámetros, tanto de conducción como de entretenimiento.

¿Y esto? Los dos ambientes disponibles en el i-Cockpit Amplify.

Cada uno sirve para dar un ambiente personalizado. Punto a favor para los masajes y el ambientador.

El baúl, de 520 litros, cuenta con doble fondo pero no tiene apertura automática.

Punto a favor para el desarrollo: interesante estanqueidad del habitáculo, gracias a los baberos laterales que cubren el zócalo.

El 2.0 HDi se hermana a la perfección con el 3008.

Interesante brazo de apertura. Reduce el peso del capot ya que no tiene aportiguadores.

El comportamiento dinámico es muy aplomado. El eje trasero es arisco.

En ciudad logra recorrer 12,6km/L, mientras que en ruta a 120km/h llega a un promedio de 15.6km/L.


Galería