Bienvenid@

La moda SUV no es ajena a ningún país. Pero antes de que se hable de ellos, los Sport Utility Vehicles venían dando señales de éxito alrededor del mundo. Es así como vehículos como el Honda CR-V, el Kia Sportage o el Hyundai Tucson empezaron a hacer mella en mercados donde antes sólo había lugares para sedanes. Pero también aparecieron contendientes que se ubicaban un poco más arriba que ellos.

El Nissan X-Trail era uno de los que los miraba de arriba. Estaba posicionado por encima de los que era el X-Terra (la opción SUV de la Frontier de vieja generación) y se ubicaba debajo de la anterior Pathfinder (que años después también se convirtió en el SUV de la Frontier, después de discontinuar el X-Terra). Entre medio de todos ellos apareció el Murano, la opción más equipada y moderna de la marca nipona dentro de este segmento de vehículos familiares.

En esta oportunidad nos subimos a la última generación del X-Trail, que llegó a la Argentina hace pocos meses en una única configuración con motor naftero cuatro cilindros 2.5 de 170cv, asociado a una caja automática CVT y tracción integral (ver nota).

Bienvenido a un nuevo test: Nissan X-Trail Exclusive 2.5 CVT.


Más vale tarde que nunca

Desarrollada sobre la plataforma CMF del grupo Renault-Nissan-Mitsubishi (la cual es compartida con la Renault Koleos), la Nissan X-Trail volvió al país luego de muchos años de ausencia. Llega para ocupar el segmento D del mercado, pero también busca robar un poco de ventas del segmento C. Mide 4.640mm de largo, 1.820mm de ancho y 1.710mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.705mm y una capacidad de baúl de 440 litros.

A la Argentina llegó en abril de este año importada de Japón únicamente en opción de 5 asientos (en otros países se ofrece con hasta 7 lugares).

Lo cierto es que este X-Trail se lanzó ya desfasado: el diseño que vemos en las fotos y, obviamente, en la unidad de pruebas, corresponde a una estética que ya fue rediseñada en la mayoría de los mercados donde se comercializa. Esta generación data del 2013 con este frontal, por lo que su diseño ya tiene más de 5 años de vigencia. El restyling se presentó en 2017 pero llegará a la Argentina recién en 2019. Mientras, a quedarse con el anterior.

Eso no quita que no sea atractivo. Muchos de los vehículos que se venden en el mismo segmento tienen un diseño menos agraciado que el X-Trail, que parece no deslucirse con el paso del tiempo. Un paragolpes más bien agresivo, ópticas rasgadas, luces diurnas LED, faros tipo lupa con lavafaros y detalles cromados conforman este SUV, que vale destacar que en su reestilización quedó todavía mucho mejor.

Lo raro de la comercialización de este modelo, es que hasta el mismo producto te anuncia que el diseño que le debería corresponder es el nuevo: el inicio del sistema multimedia muestra el remate trasero rediseñado, mientras que el manual del usuario destaca el frontal del restyling. ¿Alguna duda?


Calidad abundante, pero poco ‘millenial’

El interior es típicamente japonés y pensado para el mercado norteamericano. Botones grandes, consistentes, buenos materiales, terminaciones agradables y un tratamiento del confort de marcha e insonorización muy bien logrados. El único que se mete un poco al habitáculo es el motor, que resulta un tanto ruidoso cuando se va de vueltas para entregar más potencia.

La posición de manejo me resultó un poco corta para mi altura (mido casi 1.90mts), pero la butaca será realmente cómoda para una persona de estatura promedio. La misma cuenta con múltiples regulaciones eléctricas mientras que el volante puede setearse tanto en altura o profundidad. Los asientos delanteros, además, incluyen la función de calefacción.

El instrumental es el mismo que incluyen los modelos de Nissan presentes del segmento C hacia arriba: dos cuadrantes analógicos (tacómetro y velocímetro), para en el centro tener una generosa pantalla con el detalle de la computadora de abordo. Allí también se refleja el sistema de tracción integral, que nos indica cómo van empujando las ruedas dependiendo del modo de funcionamiento que hayamos elegido. Las funciones de la computadora podrían ser más completas, mientras que las pequeñas agujas de indicación de nivel de combustible y temperatura podrían ser más precisas.

Las terminaciones y materiales empleados son de lo mejor, pero la conectividad podría ser mejorada con otro equipo multimedia. 

En la consola central se ubica el sistema multimedia, que tiene un aspecto un tanto aftermarket. En otros mercados se ofrecen pantallas originales de Nissan que sin dudas quedan mucho mejor en la estética del conjunto, pero una vez más… se ofrecen con el restyling que recién llegará durante el 2019. Mientras, este equipo de 7″ tiene un funcionamiento correcto pero de una dudosa calidad. Mientras está encendido emite un pitido finiiiiiito bastante molesto, que seguramente sea una falla propia de la unidad de pruebas. Se nota que los parlantes tienen una calidad superior a lo que el sistema puede entregar, una lástima para los amantes del buen audio. La conectividad es completa: conexión USB, auxiliar, Bluetooth y navegador integrado, pudiendo comandarse desde los mandos al volante.

Como faltante de equipamiento podemos mencionar la cámara de retroceso, que hasta el momento de la prueba no se ofrecía ni como opcional.

Punto a favor para el espacio en las plazas traseras, que se destacan por un generoso lugar para que los ocupantes puedan ubicar sus piernas. Esta segunda fila de asientos cuenta con la posibilidad de desplazarse longitudinalmente para sumar o restar capacidad en el baúl, mientras que el respaldo puede rebatirse en una proporción 40:20:40. Todos los ocupantes viajarán con cinturón inercial de 3 puntos y apoyacabezas.

El baúl tiene una capacidad de 440 litros, extensibles hasta los 1.982 si se rebate la fila posterior. En otros mercados el X-Trail puede venir equipado con una tercera fila de asientos, que en Argentina no estará disponible por el momento. En compensación, la versatilidad del espacio de carga es buenísima. Cuenta con diversas bandejas que se pueden ubicar en diferentes posiciones para distribuir mejor la carga, mejorando la ergonomía y comodidad. Si a esto le sumamos el portón de apertura automática, tenemos uno de los “pro” más importantes del X-Trail.

Debajo del baúl se encuentra la rueda de auxilio, que pese a parecer una convencional como las cuatro titulares, es de uso temporario por ser de una medida más chica.


Confiabilidad Japonesa

El Nissan X-Trail llega a la Argentina con una única motorización naftera cuatro cilindros 2.5 QR25 de 171cv, asociada a una caja automática X-Tronic CVT y tracción integral. Si bien el impulsor es bastante arcaico y no descolla tecnología por doquier, se hermana de manera correcta con el SUV. Un tanto rumoroso a altas vueltas, este motor es compartido con la nueva Renault Koleos (ver lanzamiento).

La mecánica elegida no es la más moderna del segmento ni busca serlo, sino que desde la terminal se busca a apostar a las mecánicas probadas y confiables en vías de garantizar un mejor servicio de postventa. La caja CVT, cada vez más elegida entre las marcas, es la encargada de hacer rumoroso al motor y de brindar esa sensación de “patinado” constante que tanto desagrada a los que la tienen que conducir a diario. Lo bueno es que siempre busca el mejor régimen de entrega de torque y potencia, además de bajar el consumo.

Y en ese punto es donde el X-Trail tiene algo a su favor. Si bien en ciudad su porte no le deja sorprender en ahorro (recorre unos 6,7km/L), en ruta permite estirar el desempeño pasando los 10km/L. Con un tanque de 60 litros, la autonomía será superior a los 550 kilómetros.

La confiabilidad de su mecánica es la base de su desarrollo. El sistema de tracción desconectable es de lo mejor del segmento. 

Lo que termina inclinando la balanza a favor de la nueva nipona es su sistema de tracción. Es uno de los pocos SUV que permite un desacople total de la tracción integral. El mismo se comanda desde una perilla en la consola central, donde se puede seleccionar el modo de tracción preferido: 2WD (sólo tracción delantera), Auto (acople automático de la doble tracción en relación a la necesidad del momento) y Lock (4WD permanente, con un reparto del 50% en ambos ejes). Esto permite ahorrar en desgaste y, sobre todo, en consumo.

Ese diferencial que no es común en el segmento se completa con un comportamiento y confort de marcha ejemplar. El tacto mullido de las suspensiones como la baja insonoridad del habitáculo la hacen ideal para los viajes largos y los desahuciados caminos argentinos. Está lejos de lo que eran las anteriores generaciones de X-Trail que contaban con un despeje mayor (lo que le permitía mayores incursiones offroad), pero la propuesta no va a dejar de agradar a aquellos que fueron fieles compradores de este tipo de SUV.

Nissan X-Trail
  • 8/10
    Diseño - 8/10
  • 4/10
    Conectividad - 4/10
  • 9/10
    Habitabilidad - 9/10
  • 9/10
    Confort - 9/10
  • 7/10
    Motor - 7/10
  • 5/10
    Caja - 5/10
  • 9/10
    Comportamiento Dinámico - 9/10
  • 6/10
    Seguridad - 6/10
  • 5/10
    Precio - 5/10
  • 5/10
    Garantía - 5/10
6.7/10

Resumen

Calificamos al Nissan X-Trail Exclusive CVT con 6,7/10 (*)

El SUV importado de Japón vuelve a comercializarse en Argentina después de años de ausencia. Con una mecánica sencilla, un espacioso habitáculo y un destacable sistema de tracción integral desconectable, busca participar en un segmento en constante crecimiento. Pero un inminente restyling y el errático funcionamiento del equipo multimedia hacen repensar la compra.

(*) El puntaje es tenido en cuenta en relación a su competencia en el segmento.


Highlights

La nueva generación del Nissan X-Trail ya llegó a la Argentina importada de Japón.

Pero llegó con un diseño que ya fue reestilizado en otros mercados. Ese lo hará en 2019.

Pese a ello el estilo sigue vigente: es uno de los SUV más lindos del mercado.

El interior es conservador pero de muy buena calidad. El sistema multimedia deja mucho que desear. Además, no tiene cámara de retroceso.

Impecable confort de las butacas. Pueden ser calefaccionadas.

Generoso espacio en las plazas traseras, que pueden ser reguladas longitudinalmente.

El baúl es uno de los puntos más favorables. Cuenta con 440 litros de capacidad y se puede extender hasta los 1.920.

Cuenta con múltiples opciones de configuración. La bandeja permite clasificar la carga dependiendo de su tamaño.

La rueda de auxilio parece convencional, pero no. Es de uso temporal.

El comportamiento dinámico y el confort de marcha es lo más destacable del X-Trail.

La manufactura japonesa se nota.

Vos, ¿te la comprarías? Cuesta $1.200.000.


Galería