Test Jeep Renegade Trailhawk 2019 2.0 Multijet AT9 4×4

Hace unas semanas lo decíamos en el test del Jeep Compass 2019 (ver prueba): la gama de Jeep en Argentina está en pleno esplendor. El aire renovado del Renegade le permitió ser una de las marcas que más creció en el país, y junto a ella la variante Trailhawk conforma una de las propuestas en el segmento más aspiracionales.

Se trata de la opción más aguerrida, castigable, linda y cara de la gama del Renegade 2019 en Argentina. Es la única versión con tracción integral que se vende en el país y encima tiene muchas diferencias en relación a las versiones tranquilas, tanto estéticas como mecánicas y de practicidad. Esto lo posiciona como uno de los SUV de segmento B que más disfruté de conducir. Pero, ¿eso lo hace el mejor?

Lo vamos a averiguar. Bienvenido al test: Jeep Renegade Trailhawk 2019 2.0 Multijet AT9 4×4.

Test Jeep Renegade Trailhawk

La opción tope de gama del Renegade 2019 en Argentina ingresó a nuestro garage.


A Primera Vista

El estilo es sobrio pero al mismo tiempo, robusto. La clásica parrilla frontal, los faros delanteros y el paragolpes con detalles en plástico negro nos hacen olvidar que el Renegade es un desarrollo de Fiat y nos recuerdan que el espíritu del Wrangler está ahí, presente, por unos cuantos miles de dólares menos.

La ecuación es muy simple: líneas cuadradas, un espíritu aventurero y algunos easter eggs escondidos en la carrocería del Renegade Trailhawk 2019. Se trata de pequeños detalles que recuerdan a la historia de la marca, que andan ocultos tantos en el exterior como en el interior del modelo producido en Brasil. Se puede encontrar varias veces la parrilla de Jeep, el clásico Willys dando vueltas por el parabrisas, a Pie Grande recorriendo la luneta, un homenaje a los tanques de combustibles ubicados en el sector trasero de los primeros M.A., un poco de barro en el instrumental y hasta el mapa del desierto del Moab, en Utah, Estados Unidos. Podríamos pasar horas buscando.

Test Jeep Renegade Trailhawk

El Renegade 2019 estrenó nuevo frontal con iluminación LED, tanto diurna como proyección baja y alta para las versiones Longitude y Trailhawk.

En este rediseño (ver nota), el Renegade 2019 sumó más estilo Jeep. Las luces pasaron a integrar iluminación diurna LED a través de un aro circundante muy personal e iluminación baja y alta Full LED, ambos detalles presentes desde la versión Longitude (que ya no viene más con el motor 2.4 y tracción integral, sino con el 1.8, caja AT6 y tracción simple. También se le integró el mismo paragolpes del Trailhawk al resto de las versiones, para mejorar el ángulo de ataque principalmente.

Para esta versión probada se incluyen también ganchos de rescate rojos (dos adelante, uno detrás), un aplique negro mate en el capot (supuestamente para impedir que el sol se refleje y pegue en los ojos del conductor si es que está realizando offroad en un lugar inclinado), logos oscurecidos, travesaños del techo de color negro y llantas de aleación de 17″ (el Longitude, llamativamente, tiene de 18″).

Test Jeep Renegade Trailhawk

El Trailhawk tiene llantas de 17″, al igual que las versiones más baratas. El Longitude intermedio calza de 18″.

Impresionante el techo panorámico que además se abre completamente en su parte delantera. Para ver cómo funciona te recomiendo ver este video.


Los cambios justos

Junto con la Honda HR-V y el Fiat 500X, el Renegade cuenta con el interior mejor presentado del segmento, con una calidad de materiales superior al promedio y unas terminaciones prácticamente inmejorables. Si bien encontramos plásticos rígidos en su totalidad, ninguno presentó ruidos molestos durante la semana de prueba.

El instrumental es el mismo de la Fiat Toro, con dos cuadrantes analógicos bien diferenciados y una inmensa pantalla de 7 pulgadas en el centro, destinada a mostrar los dos indicadores (nivel de combustible y temperatura) y la completísima computadora de abordo. Incluye desde diferentes tipos de mediciones de viaje (por distancia, kilómetros y consumos), hasta la posibilidad de monitorear la presión de neumáticos, el equipo de audio o hasta la carga de la batería. Muy, pero muy completa.

Test Jeep Renegade Trailhawk

El Renegade 2019 tiene uno de los interiores más ergonómicos del segmento.

El punto más favorable de esta actualización y que queda en evidencia en el test del Trailhawk es la adopción de una nueva pantalla multimedia de 8,4″ que integra el equipo de audio, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay como también la posibilidad de comandar el climatizador desde allí o setear varios parámetros de la configuración general del auto.

Es un avance importantísimo tomando en cuenta la diminuta pantalla que se ofrecía antes, aunque no estamos conformes al 100%: no tiene navegador nativo, por lo que siempre dependeremos del celular para guiarnos. Las versiones Sport cuentan con una nueva pantalla, también actualizada, pero de 7″.

La seguridad se mantiene inalterada y es quizás ahí donde uno se pregunta si ir por un Fiat 500X no sería más lógico. El Renegade Trailhawk 2019 cuenta con siete airbags, ESP, ABS, freno a disco en las cuatro ruedas, alarma, ganchos ISOFIX, asistencia al arranque en pendiente, control de tracción, control de balanceo de trailer, control electrónico de mitigación de rolido, cinco cinturones inerciales de 3 puntos y apoyacabezas en todas las plazas, pero no cuenta con ningún sistema de asistencia en seguridad.

No hay control de velocidad crucero adaptativo, sensor de ángulo ciego, sistema de mantenimiento de carril, frenado autónomo de emergencia ni monitor de tráfico cruzado, detalles que sí están presentes en el SUV importado de Europa con el que comparte plataforma.

Test Jeep Renegade Trailhawk

El espacio en las plazas traseras es correcto. Faltaría que los asientos tengan un cojín más alto y la adopción de un apoyabrazos central, tal como tiene la Fiat Toro. El Renegade 2019 sumó una toma USB trasera en la consola central.

En habitabilidad el Renegade 2019 está dentro de la media del segmento. En las plazas traseras pueden viajar cómodas dos personas de contextura media y un niño en el asiento central. El techo es muy amplio y bastante alto, por lo que las personas altas no van a tener problemas en acomodarse. El baúl cuenta con 260 litros de capacidad -podría ser más grande- y se lo puede extender hasta los 1.600 litros si se rebate el respaldo de la segunda fila de asientos.

Aplausos para la rueda de auxilio, que es exactamente igual que las cuatro titulares.


Único, en todo sentido

Este es el punto más interesante del test del Jeep Renegade Trailhawk 2019. Es el único con el motor turbodiésel 2.0 Multijet de 170cv, que está asociado a una caja automática de 9 marchas y tracción integral permanente. Es una configuración que adoramos durante la semana de prueba.

La adoración llega por el lado de que no hay otro SUV del segmento que ofrezca algo así y que encima se pueda combinar con un sistema de tracción con innumerables funciones. El sistema Jeep Active Drive Low reparte la fuerza entre ambos ejes de manera contínua, sin posibilidad de poder desconectarlo (esto podría mejorar el consumo), mientras que el SelecTerrain nos permite elegir diferentes tipos de terreno donde tenemos pensado conducir y así, electrónicamente, el Renegade Trailhawk 2019 configura parámetros para que transitemos lo más cómodo posible.

Test Jeep Renegade Trailhawk

Turbodiésel, con 9 marchas y tracción integral. ¿Mejorable? No lo creo.

Por default está seteado en Auto, pero cuenta además con Snow (nieve), Sand (arena), Mud (barro o tierra) y Rock (piedra), modo que nos obliga también a habilitar la función “Low” que emula a una especie de reductora que habilita una primerísima para hacer más fuerza (en el resto de los modos, el Renegade Trailhawk siempre “arranca” en segunda).

También tenemos la posibilidad de bloquear manualmente el reparto de la tracción integral en un 50-50, como también habilitar el control de descenso mientras estamos con el Low activado. Son configuraciones que no aparecen en ningún otro auto y que, junto con el despeje elevado en más de 40mm, nos permite darnos muchos lujos a la hora de encarar caminos complicados.

Test: Jeep Renegade Trailhawk 2019 2.0 Multijet AT9 4x4 2

¿Cómo anda, cuánto consume y qué conclusiones nos dejó el test del Jeep Renegade Trailhawk 2019? Suscribite a nuestro canal de YouTube y enterate.

Test: Jeep Renegade Trailhawk 2019 2.0 Multijet AT9 4x4 3


Galería del Test