Bienvenido al test: Honda WR-V

Una vez más me encuentro presentando un SUV. Bueno, en este caso no deberíamos llamarlo SUV, sino mas bien un crossover. Este es el Honda WR-V, la variante aventurera del Honda Fit producido en Brasil.

Este modelo basado en el clásico hatch (antes conocido como monovolumen) adopta su plataforma, su estilo, sus puertas, su techo y prácticamente toda su estructura, incluido también el interior, para ofrecer una propuesta más aventurera. Tuvimos la oportunidad de probarlo durante una semana en versión EXL y esta es el test.

Bienvenido al test: Honda WR-V EXL.


Más Fit que SUV

Está tan bien desarrollado el ámbito estético del WR-V que logra que la gente que no lo conoce diga: “qué linda camioneta”, “qué buena que está” o “qué linda que es”.  Pero lamento decir, señores, esto no es una camioneta. Es un crossover (más propiamente dicho), que se trata de una variante aventurera de un auto convencional, que en este caso es el Fit.

El sector delantero estrena unas ópticas más grandes, un capot más elevado y paragolpes más marcados, con detalles en negro brillante, defensas en plástico negro y detalles grises en el sector bajo. Todo esto para aumentar la estética de “camioneta”.

Test Honda WR-V

Parece, pero no es. El Honda WR-V es la variante offroad del Fit, no una camioneta.

El lateral mantiene las puertas, techo y guardabarros del Fit, incluyendo pasarruedas en plástico negro desde la trompa hasta la cola, sumando también defensas laterales. En el techo también se le incorporaron barras portaequipajes en color acero.

En el sector posterior también estrena cambios bastante profundos, como la inclusión de un plástico negro brillante donde se alojaban los faros verticales del Fit, con el objetivo de aumentar la apariencia de la superficie vidriada trasera. Con esta modificación se eliminó la iluminación LED para pasar a ser halógena y el portón trasero se rediseñó de manera más simple, reubicando el portapatentes. También hay defensas en plástico negro con detalles en gris.

Test Honda WR-V

La luneta parece más grande porque se le introdujeron unos plásticos negros donde antes se alojaba el faro LED del Fit.


Tan Fit como el Fit (o no tanto)

En el interior casi no hay cambios. Tenemos el mismo instrumental y el mismo torpedo, aunque sí hay modificaciones en cuanto al equipamiento. Mientras el Fit se comercializa únicamente en versión EXL, el WR-V incluye una variante EX con menos equipamiento. Esto lo convierte en el Honda más barato de la Argentina.

Obviamente que, al ser el más barato, también es el menos equipado. En relación a esta versión tope de gama probada, la EX pierde los airbags de cortina, el sistema de asistencia en pendientes, los tapizados de cuero (reemplazados por tela), la pantalla multimedia con Android Auto (tiene pantalla multimedia de 5″) y el climatizador automático (tiene aire acondicionado manual).

Test Honda WR-V

El interior es idéntico al del Fit, aunque pierde algunos items de equipamiento.

Pero también el WR-V full pierde equipamiento al comparar la misma versión con el Fit (ver test). No tiene el apoyabrazos central, los faros Full LED delanteros, las luces LED traseras y el spoiler trasero. Tampoco cuenta con ESP, pero eso lo destacamos más adelante.

La pantalla multimedia es de 7″, es la misma que estrenó el rediseño de la HR-V 2019 (ver test) y también se encuentra en el hermano no-offroad del WR-V. Cuenta con navegador integrado, Android Auto, Apple Carplay, conexión Bluetooth y dos slots USB. Al lado de ellos, una toma de 12 voltios.

También se mantiene el sistema de climatización monozona táctil, que si bien su operación es sencilla se vuelve un tanto tediosa ya que no se visualiza correctamente cuando le da el sol y nos obliga a tener que sacar la vista del camino al momento de querer modificar la temperatura del habitáculo (ya que es imposible de manera “dactilar” encontrar el botón).

Si hay algo para destacar en el WR-V es la conservación del sistema Utility Long Tall, que mejora la versatilidad del habitáculo ofreciendo más espacio en las plazas traseras y una impresionante metodología para rebatirlos, permitiendo que el baúl y los asientos traseros mantengan el piso completamente plano y que sea muy simple de comandar.

Test: Honda WR-V EXL 1.5 i-VTEC 2

El sistema ULT es practiquísimo. Fijate en el video que te explicamos cómo funciona.

El baúl tiene 363 litros de capacidad, no cuenta con tomas de 12 voltios en su interior y dentro del mismo se encuentra la rueda auxilio, que es de uso temporal. En un vehículo que se muestra más apto para incursiones en terrenos un poco más complejos, la rueda de auxilio debería ser homogénea.


Correcto y adaptado

El Honda WR-V cuenta con el motor naftero 1.5 16v SOHC i-VTEC de 120 caballos, asociado a una caja automática CVT y tracción delantera. Pese a que se sumó una variante más accesible, no se incluyó una opción manual.

Sí, también es la misma mecánica del Fit. Esta motorización llegaba a los 130cv de potencia cuando el modelo venía de México, pero desde el cambio de origen a Brasil perdió potencia.

Test: Honda WR-V EXL 1.5 i-VTEC 3

El motor es el ya conocido 1.5 de 120cv. La caja CVT perdió las levas al volante y la preprogramación de las 7 marchas.

Pero, no todo es tan igual. El WR-V mantiene la caja CVT pero elimina dos seteos puntales de esta caja que sí se encuentran en su hermano: las levas al volante (ya no hay posibilidad de un modo manual) y el preseteo de 7 marchas (se la siente como una caja contínuamente variable hecha y derecha).

Al motor naftero 1.5 se lo nota enérgico y correcto, ofreciendo también unos consumos contenidos:  12km/L para uso citadino y hasta unos 15km/L en ruta transitando a un promedio de 120km/h. La autonomía se ve un tanto perjudicada por el chico tanque de combustible de apenas 40 litros.

Test: Honda WR-V EXL 1.5 i-VTEC 4

Se lo siente mucho más cómodo en los terrenos desparejos. Pero más inestable a altas velocidades.

El punto más modificado (más allá de la estética) es la puesta a punto de la suspensión. El Honda WR-V tiene 3,5 centímetros más de despeje y cuenta con una altura total de más de 4 centímetros, por lo que la marca le tuvo que modificar el seteo de los amortiguadores y espirales para aggiornarse a la nueva configuración.

Así se logró una mayor absorción de las irregularidades (mucho mejor que la del Fit) pero también perdió estabilidad a altas velocidades, generando sensaciones de inestabilidad con viento cruzado y vibraciones excesivas en el volante, producto de la sobreasistida dirección eléctrica.

Ahora, si pensabas que ésta inestabilidad podría llegar a ser contrarrestada por un eventual control de estabilidad, lamento decirte que eso no va a pasar. El control de estabilidad, ESP o VSA (tal como lo llama Honda) no se ofrece en el WR-V, ni siquiera como opción. Es inexplicable cómo, siendo un desarrollo nuevo, el modelo no incluye este importantísimo sistema, tomando en cuenta que el Fit (en la misma versión) sí lo tiene.


Conclusiones del Test

Honda Argentina comercializa el Honda WR-V EXL 1.5 a $925.000 con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. Como ya nos tiene acostumbrados Honda, está por arriba del precio de la competencia.

Considero que sería una opción muy válida a la hora de elegirlo frente al Fit. La suspensión está más adaptada a nuestros caminos destruidos y la estética agrada mucho más a los interesados. Pero la falta de ESP cancela cualquier posibilidad de recomendar un auto, sobre todo al analizar que su desarrollo no va más allá de unos 3 años hacia atrás y que parte de un vehículo que sí lo tiene de serie.

Test: Honda WR-V EXL 1.5 i-VTEC 5

Evidentemente, la seguridad sigue sin ser determinante a la hora de elegir un 0km. Y las cifras no me dejan mentir: en el último mes, el Fit con ESP vendió 85 unidades, mientras que el WR-V sin ESP vendió 115. ¿El precio es determinante? No lo creo, hay apenas $15.000 de diferencia.

La estética y ese aspecto robusto de “camioneta” sigue prevaleciendo frente a la seguridad de los ocupantes. Y si no somos los clientes los que la exigimos, nadie lo va a hacer por nosotros.


Galería del Test