Lejos de la producción argentina que viene anunciando desde hace años, el empresario Joan Fercí mete a Lamborghini Latinoamérica en nuevos negocios: videojuegos y criptomonedas.