Cuando hablamos de récord histórico de ventas, vale la pena aclarar que dentro de las mismas se contabilizan también las realizadas a través de planes de ahorro. Esta modalidad, muy de moda desde hace más de 30 años, permite pagar el vehículo 0km hasta en 84 cuotas (7 años) y obtenerlo físicamente mediante sorteo o licitación.

Lo interesante de este sistema es que se consolidó como una de las opciones más elegidas: el promedio de clientes que utilizan la financiación como medio de pago llega casi al 50%, dejando la mitad restante a los pagos al contado. En lo que va del 2018 la tendencia sigue firme. El acumulado anual divide un 47,8% para los planes de ahorro con prenda, un 51,2% para las operaciones de contado y apenas un 1,1% para el leasing (alquiler con opción a compra).

El 49% de las financiaciones se realizan a través de una terminal de ahorro, mientras que las financieras de marca se llevan el 34% de las operaciones, dejando a los bancos un 15% para operar bajo esta modalidad. Dentro de ellos, el ICBC y el Santander Río se quedan con el 76%, relegando al HSBC a un 13% y al Banco Francés a un 4%.

Todo esto se desprende del informe mensual que emite ACARA, la Asociación de Concesionarios de la República Argentina, que es la misma encargada de difundir los patentamientos.

Cabe destacar que la mayor cantidad de planes de ahorro vendidos en nuestro país los opera Fiat, con un 76,2% sobre sus ventas totales (tan sólo el 24% es al contado). Esto es un 20% más elevado que su competidor más directo, Renault, que opera el 55,8% de sus ventas mediante planes.

En relación al resto de las marcas, Fiat se queda con el 24,6% de la totalidad de financiaciones de la Argentina, dejando a Volkswagen con un 17,9%, a Chevrolet con un 14,8%, Renault con un 14,7%, Ford con un 12,3%, Peugeot con 8,6%, Citroën con un 3,3%, Toyota con un 3,1% y Chery apenas con un 0,7% de todos los planes de ahorro comercializados hasta ahora.

A continuación, el informe mensual confeccionado por ACARA.