Con un cambio rotundo que incluyó hasta la modificación del nombre, la nueva generación de la Partner se develó mundialmente. El Peugeot Rifter estrena plataforma EMP2, compartirá desarrollo con los Opel Combo y Citroën Berlingo 2018 y por el momento no llegará a la Argentina.

Peugeot Rifter: nuevo nombre para la tercera generación de la Partner 2


No se ilusionen. Por el momento, nuestro país tendrá que seguir adelante con la primera generación de la Peugeot Partner, ese vehículo multipropósito que data de 1996, comparte desarrollo con la Citroën Berlingo y se produce en El Palomar.

Pero en países donde el modelo avanzó con su ciclo de vida “normal”, la Partner ya va por una tercera generación, que ahora se denomina Peugeot Rifter.

Fue desarrollada nuevamente en conjunto con Citroën y ahora será también hermana de la Opel Combo, aquella que en su momento derivó de nuestro ya discontinuado Chevrolet Corsa Classic. El principal punto de esta nueva generación desperdigada en tres marcas del grupo PSA es su plataforma: adopta la EMP2 más moderna de la empresa y se ofrecerá tanto con chasis largo como corto, con capacidad para cinco o siete pasajeros y hasta con una variante con tracción integral.

En diseño el horizonte es claro: ya no interesa tanto que un utilitario parezca amigable, sino que tiene que tener los mismos rasgos agresivos de un sedán o un hatchback. Esto se ve claramente en su trompa, que cuenta con iluminación LED, faros con un toque deportivo y paragolpes lo suficientemente marcados como para ser catalogados como GT Line. Esta versión contará también con llantas de 17 pulgadas, detalles en negro Onyx y volante revestido en cuero marrón, entre otros.

El cambio llega con nuevas motorizaciones PureTech, como un 1.2 de 110 o 130cv de potencia con posibilidad de hermanarlo hasta con una caja automática de 8 marchas. La motorización diesel tendrá su espacio, siendo un 1.5 BlueHDi de 75, 100 o 130cv.

Con esta nueva generación el cambio en el interior es rotundo, incluyendo también el i-Cockpit estrenado en el 208 y que prácticamente ya se democratizó en toda la gama del león. Con este también llega un arsenal en seguridad, que incluye control de velocidad crucero adaptativo, alerta de cambio de carril involuntario, sistema de estacionamiento de 180° y seis airbags.

¿Y el chevrón?

En sintonía con Peugeot, Citroën develó su Berlingo 2018, que tampoco pisaría nuestro mercado en un corto plazo.

Las principales diferencias con el Peugeot Rifter radican en la estética (con faros bipartidos y airbumps laterales para la del doble chevrón) y el interior (sin i-Cockpit).


Galería Peugeot Rifter 2018

Galería Citroën Berlingo 2018