La electrificación es un hecho y las marcas ya trabajan a todo vapor para dentro de los próximos años ofrecer un gran portfolio de opciones amigables con el medio ambiente dentro de su gama. Dentro de ellas acaba de ingresar la estrella, presentando el Mercedes-Benz EQC: su primer vehículo 100% eléctrico de producción masiva.

Se trata de un SUV de segmento D, que ocuparía el mismo posicionamiento que tiene actualmente el Mercedes-Benz GLC Coupé, pero con un mayor espacio interior y una estética muy diferenciada.

Esto se ve claramente en la trompa, estrenando una línea completamente diferente a la que nos tiene acostumbrados Mercedes-Benz. Lo que más sobresale es la parrilla, que en las versiones no-AMG tendrá una grilla cromada que recuerda a los clásicos de la marca, enmarcada por unas ópticas envolventes que son “estiradas” por debajo de la parrilla con un conjunto en color oscuro. Esto sin dudas marca presencia en el frontal, que cuenta además con falsas tomas de aire en los extremos.

El Mercedes-Benz EQC es el primer vehículo eléctrico destinado a producción masiva.

El diseño lateral es más bien suave, sin grandes estridencias ni líneas agresivas. Las llantas de 21″ cuentan con detalles azules (bien “eléctrico”) y las ventanillas están enmarcadas por un contorno cromado.

En cuanto al sector posterior, las ópticas invaden el portón trasero (muy Cayenne para mi gusto), mientras que en los bajos del paragolpes se destacan unas falsas salidas de escape. Falsas al 100%, ya que no tiene escape por ser 100% eléctrico.

Tomando como base la plataforma del GLC, llega a medir un largo de 4.761mm, un ancho de 1.884mm, un alto de 1.624mm y una distancia entre ejes de 2.873mm. Sorprende su peso bastante elevado: 2.425 kilos.

Con una recarga de 40 minutos, la batería se completa a un 80%.

En el interior se destaca el diseño tomado en base al nuevo Mercedes-Benz Clase A, con dos pantallas completamente digitales que funcionan como instrumental y sistema multimedia (llamado MBUX). Lo que sí quedó como en el GLC es la consola central, donde se ubican los comandos de climatización. Por encima de estos, las toberas adoptaron un diseño más rectangular, en sintonía con las pantallas y volante más rectos.

La mecánica estará a cargo de dos motores eléctricos, cada uno en cada eje, que entregarán un total de 408cv de potencia. Esto le permitirá llegar a los 100km/h en 5.1 segundos y adquirir una velocidad máxima de por lo menos 180km/h, la cual está limitada electrónicamente.

¿Cuantos kilómetros se podrán transitar con una carga completa? Por lo menos 400. El 80% de la batería se podrá recargar en apenas 40 minutos.

Galería