Mientras los Salones Internacionales del Automóvil se encuentran cada vez menos poblados, otros eventos tecnológicos toman la posta y se meten en la agenda de lanzamientos automotrices a nivel global. En este caso, en el marco del CES 2019 (la muestra tecnológica más importante del mundo) Mercedes-Benz develó la segunda generación de su coupé de cuatro puertas: el Mercedes-Benz CLA Coupé 2019.

Basa su arquitectura en la última generación del Clase A (ver nota) y comenzará a llegar a los primeros mercados en mayo de este año. Se fabricará en la planta que la estrella tiene en Kecskemét, Hungría.

Si bien el estilo del CLA es inconfundible gracias a un corto voladizo trasero y un muy delicado remate del pilar C, su diseño se emparenta muchísimo con el del nuevo CLS. Como la primera generación, el CLA se diferencia del Clase A por tener un frontal más agraciado (a gusto personal) y con líneas menos rectas. La parrilla se encuentra más desplazada hacia adelante e integra unas falsas tomas de aire laterales que le quedan muy bien. En relación a la generación previa, es 48mm más largo, 53mm más ancho, 2mm más bajo y tiene 30mm más de distancia entreejes. También cuenta con trochas más extensas (+63mm adelante y +55mm atrás) y suspensión trasera multilink.

Las imágenes difundidas por Mercedes-Benz muestran una unidad en negro con detalles en naranja tanto en el exterior como en el interior. Se trata de una edición especial de lanzamiento, por lo que más adelante se mostrarán seguramente versiones no tan radicales. La marca puso especial énfasis en el torpedo, estrenando instrumental completamente digital y el novedoso sistema multimedia MBUX con asistente, que en este CLA fue mejorado para poder identificar las voces de diferentes pasajeros que integran el habitáculo o comprender órdenes más complejas, como “Encontrar restaurant asiático cercano que sea amigable con los niños y que no sea chino o japonés”, tal como detalla la marca. Todo el tablero está dominado por estas dos pantallas, que en su conjunto llegan a los 26,6 centímetros de largo. Para las versiones más accesibles se prevén pantallas más chicas, pero siempre instrumental digital.

En el CES se muestra la variante CLA 250, que cuenta con un motor de 225cv asociado a una caja automática doble embrague de 7 marchas 7G-DCT. Habrá que ver cuál será la configuración final a incorporarse en el CLA y si se decide por la misma de entrada de gama que ya tiene el Clase A (1.3 cuatro cilindros de 163cv) y las variantes diesel.


Galería