Completando el mejor semestre de la historia, el 2018 se perfila como uno de los años con más ventas de vehículos 0km. Pese a ello, junio marcó una caída del 18,2% y las proyecciones de ventas totales para este año pasaron a ser más conservadoras: las terminales apuntan ya no a lograr un récord histórico, sino a empardar las ventas del 2017.

El mes pasado lo dijimos: ojo con el Fiat Argo que viene picando en punta. Tan en punta venía que logró llegar al primer puesto en ventas, con 4.055 unidades comercializadas, y en julio va manteniendo el mismo liderazgo. Segundo se ubicó el Chevrolet Prisma (2.923), tercero el Toyota Etios (2.817) y cuarto el Onix (2.253). El que no pudo mantener su liderazgo fue el Ford Ka, que luego de meses en los primeros puestos bajó al quinto lugar (2.208).

En vehículos comerciales, la Toyota Hilux sigue siendo la líder con 2.680 unidades patentadas. La Volkswagen Amarok sigue en el segundo lugar, con 1.619 unidades, escoltada por la Ford Ranger (1.142). Cierran el TOP 5 la Renault Kangoo (1.060) y la Renault Duster Oroch (974).

Estos índices de ventas que parecen estar levemente frenados con stock de unidades (y la vuelta de bonificaciones en todas las marcas), se contraponen a la producción local, que producto de una tímida recuperación del mercado brasileño busca recuperar terreno luego de años de mantenerse sin crecimiento.

Según ADEFA, en los primeros seis meses el sector produjo 242.655 unidades, un 10% más respecto de las 220.654 unidades que se produjeron en el mismo período del año anterior.


Ahora se produce más pero se vende menos

La disociación del mercado interno y la exportación queda de manifiesto en los últimos dos años aunque, esta vez, en sentido inverso a 2016. Es un punto de inflexión a lo que sucedió en el ciclo histórico.

Por Santiago Manoukian – Ámbito Financiero

Mercado cambiante: mientras caen las ventas de 0km, sube la producción nacional 2

© Ámbito Financiero

Al igual que en 2016, este año tendría lugar una infrecuente divergencia en la performance relativa fabril-comercial.

No obstante, a diferencia de lo acontecido dos años atrás, en esta oportunidad se produciría en sentido inverso: cederían los patentamientos al tiempo que la evolución de la producción mostraría un signo positivo. La dinámica predicha responde, en primer lugar, a un mercado interno que, si bien alcanzó un récord histórico en patentamientos en el primer semestre, encontró en junio un manifiesto punto de inflexión que condujo a un relevante ajuste en las proyecciones de cara a los meses venideros, resultando ello en previsiones de caída tras dos años de importantes crecimientos.

En segundo lugar, el plano externo, que continúa siendo el principal driver sectorial, luce con mayor solidez, merced a la diversificación de destinos de exportación, la recuperación en la demanda brasileña, mercado que recupera este año un share en las exportaciones en torno del 70%, junto con las perspectivas de maduración de proyectos de inversión.

Mercado cambiante: mientras caen las ventas de 0km, sube la producción nacional 3

© Ámbito Financiero

El escenario de 2016 era distinto: la demanda local se recuperaba fuertemente, en virtud de un renovado mercado favorecido por precios de los autos que se movían por debajo de la inflación; normalización del flujo de importaciones que sobreestimularon la oferta y una mayor competencia mediante agresivas propuestas comerciales ante una baja base de comparación por demanda reprimida e insatisfecha.

En simultáneo, se registraba una menor demanda proveniente de Brasil producto de la recesión en la que se encontraba sumergido, mientras que aún no tenía lugar la diversificación en los destinos de exportación.