La marca del óvalo introdujo en Brasil una variante aventurera del Ka, llamada Trail. Suma detalles estéticos offroad y una suspensión elevada y reforzada. Podría llegar a la Argentina en el corto plazo.

En estos días Ford está presentando en Brasil una nueva variante de su modelo más accesible, el Ford Ka Trail.

Esta nueva versión, que se suma a la carrocería hatchback y completa la oferta junto a la carrocería sedán (recientemente lanzada en Argentina –ver nota-), es la que la marca decidió desarrollar para competir frente a los Onix Activ y Renault Sandero Stepway.

Apuntada hacia los detalles estéticos aventureros, incorpora una suspensión elevada y reforzada, llantas de aleación de 15″ con neumáticos de uso mixto, detalles deportivos en los laterales y en el sector trasero, rack de techo, molduras en los guardabarros, faros antiniebla personalizados con leyenda “Trail”, espejos exteriores y manijas color gris oscuro, apliques en los paragolpes y ópticas traseras oscurecidas.

En el interior los cambios son menores: apenas los asientos sumaron cuero sintético, los pedales incluyen terminación en aluminio y los pisos ahora tienen alfombras personalizadas.

En el mercado vecino estará disponible con motores 1.0 y 1.5, siendo este el único motor con el cual llega a nuestro mercado (ver nota).