Latin NCAP, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos comercializados en la región, volvió a someter a pruebas al Renault Sandero: obtuvo sólo una estrella en protección hacia adultos. Los motivos.

La tercera ronda de resultados de Latin NCAP del 2018 fue difundida esta semana. El único organismo que testea los niveles de seguridad de los autos que se venden en Latinoamérica y el Caribe probó nuevamente al Renault Sandero, el cual obtuvo un resultado que el organismo calificó como “decepcionante”: una estrella en protección hacia adultos y tres hacia niños.

“El Renault Sandero logró una protección pobre en el pecho del conductor en el impacto frontal y lateral, lo que explica la estrella para Protección Ocupante Adulto”, comunicó Latin NCAP. “A pesar de que el Sandero cuenta con barras laterales en las puertas, la falta de una estructura de mejor desempeño y dispositivos de absorción de energía para el impacto lateral explican el bajo rendimiento en el impacto lateral”, añadieron.

Cabe destacar que tanto el Sandero como su variante tricuerpo, el Logan (cuya prueba equivale a la de su hermano hatch), todavía no ofrecen cinturones de tres puntas en todos los asientos como estándar y no cuentan con anclajes ISOFIX como equipamiento de serie, lo que difiere del resto del mundo considerando que el Sandero para África probado por Global NCAP ofrece cinturones de tres puntas en todos los asientos e ISOFIX como equipamiento estándarRenault confirmó que mejorará el desempeño de seguridad del modelo regional.

“Para algunos fabricantes la protección de los ocupantes infantiles todavía no tiene la misma prioridad que la protección de los ocupantes adultos. Es una gran preocupación para Latin NCAP que todavía uno de los modelos más vendidos en la región como el Sandero/Logan ofrezca un nivel de protección tan bajo, que carezca de ESP, y una protección mínima contra los impactos laterales”.

Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP.


Video