A mediados de enero, la unidad 5 millones del Volkswagen Tiguan dejó la línea de producción en la planta de Wolfsburg. Desde su lanzamiento en el mercado en 2007 ha hecho una valiosa contribución a la estrategia de crecimiento de la marca y a la ofensiva SUV en todo el mundo, incluyendo a la Argentina.

La producción del Tiguan comenzó en 2007 en la planta de Wolfsburg. Más de 120.000 unidades salieron de la línea de montaje en el primer año completo de producción en 2008. Esto fue seguido por un fuerte crecimiento continuo: en 2015, más de 500.000 Tiguan ya se habían vendido en todo el mundo.

La segunda generación del Volkswagen Tiguan se introdujo en 2016. Este fue el primer Volkswagen SUV basado en la plataforma modular (MQB). Esto fue seguido en 2017 por el Tiguan Allspace, casi 22 centímetros más largo y también disponible como modelo de siete plazas, la única versión de carrocería que se comercializa en Argentina (ver nota). Con esta generación se vendieron más de 700.000 unidades en 2017, mientras que 2018 fue el año más exitoso para la línea de productos Tiguan con casi 800.000 vehículos.

A nuestro país llega únicamente la opción de 7 plazas.

Dr. Andreas Tostmann, miembro de la Junta de Administración responsable de Producción, dijo: “El Tiguan ha pasado la marca histórica de cinco millones de vehículos producidos. El conocimiento de nuestro equipo, el excepcional espíritu de equipo y el entusiasmo con el que producimos nuestros modelos Volkswagen forman la base de este magnífico éxito y proporcionan una base sólida para nuestra estrategia de SUV “.

Ambas Volkswagen Tiguan (la convencional y la Allspace) se producen actualmente en cuatro plantas de Volkswagen: China, Alemania, Rusia y México, esta última desde la cual es importada a la Argentina.

En Argentina la segunda generación se lanzó en noviembre del 2017.