La masificación de Jeep a nivel mundial no se detiene. Se espera un SUV más chico que el Renegade, un SUV de siete asientos y hasta la variante pick-up del Wrangler.


La marca norteamericana sufrió un salto en ventas pocas veces visto en la industria: de la mano del Renegade, su SUV de segmento B, la marca puntualizó su oferta en un segmento donde nunca tuvo presencia y se plantó frente al público de una manera más masiva.

Buscando seguir en esa dirección, FCA confirmó que Jeep tendrá en Europa un SUV más chico que el Renegade y se desarrollará en el plan de expansión de Fiat-Chrysler entre los años 2018-2022. También servirá para darle vida a las nuevas generaciones del Fiat Panda y el Fiat 500X.

“Es una oportunidad extraordinaria y estamos considerando cuidadosamente la posibilidad de producirlo”. Estoy convencido de que los clientes potenciales serían muchos, pero por supuesto debemos estar seguros que se trata de un Jeep al cien por cien, con estilo y capacidad para circular por rutas y a la vez desenvolverse con soltura por el campo”. Jeff Hines, Director de Jeep para Europa.

Aún sin confirmación oficial respecto a la mecánica y equipamiento de este nuevo producto, FCA aseguró que la intención es meterse de lleno en el mundo de los SUV y que la idea es producir también la Grand Commander, otra SUV que tendría siete asientos y estaría, incluso, muy por encima de la actual Grand Cherokee. Buscará posicionarse muy bien en territorio chino, mercado al que la marca apuntará en los próximos años.

Todo esto se produce en el marco de un crecimiento cercano al 40% por parte de Jeep, cuyo objetivo para con estos nuevos vehículos es fabricar y exportar a Europa y a América, especialmente a Estados Unidos, donde la marca cuenta con una cantidad considerable de ventas, y en Brasil, desde donde llegarían a nuestro mercado.