Esta mañana, en un acto protocolar, se reunieron autoridades del gobierno argentino y de la marca japonesa para hacer oficial el inicio de producción y presentar la primera Nissan Frontier ensamblada en tierras argentinas.

Por parte del gobierno argentino la ceremonia contó con la presencia del presidente de Argentina, ingeniero Mauricio Macri, y otros funcionarios del gobierno como Juan Schiaretti, gobernador de la Provincia de Córdoba, entre otras autoridades nacionales. Por el lado de Nissan el Presidente y CEO de Nissan Motor Co., Hiroto Saikawa, estuvo presente acompañado por José Luis Valls, chairman de Nissan America Latina y Diego Vignati, director de Nissan Argentina. Luis Fernando Peláez Gamboa, presidente de Renault Argentina, también atendió la ceremonia.

El proyecto de manufactura en Córdoba es producto de una inversión de 600 millones de dólares que se invirtieron, entre otras cosas, en la instalación de una nueva y moderna línea de producción de pickups, así como en la construcción de una pista de pruebas diseñada específicamente para el testeo y validación de las mismas. Este proyecto industrial plantea generar alrededor de 1,000 empleos directos y 2,000 indirectos. Asimismo, Nissan trabajará con proveedores locales para crear sinergias, mismas que serán ampliadas en el futuro para extender la red de colaboración con fabricantes locales.

Con este logro, Nissan Argentina se une a la red global de fabricación de pickups Nissan Frontier conformada por Tailandia, China, México y España y se consolida como un fuerte productor automotriz en el país.

El proyecto tiene la capacidad de producir hasta 70.000 vehículos anualmente, incluyendo las pick-ups Nissan Frontier, Renault Alaskan (ver nota) y Mercedes-Benz Clase X (ver nota). El 50% de la producción estará destinada a exportación, con el foco en Brasil como el primer destino.


Galería