Luego de prorrogar la obligatoriedad del ESP en vehículos cero kilómetro (pese a tener un acuerdo para incorporarlo a partir de 2018) y no eliminar el impuestazo a los vehículos de lujo (tal como se había prometido), el Gobierno buscará extender el sistema de cupo de importaciones que mantiene actualmente con México y que debería vencer el próximo 19 de marzo.

A partir de esa fecha debería entrar en vigencia el acuerdo de libre comercio ACE 55, que establece el libre intercambio automotor entre Argentina y el país azteca con 0% de aranceles. De extenderse el sistema actual de cupos, el libre comercio se suspendería.

Según el artículo publicado hoy por el diario BAE, la prórroga que busca negociar el Gobierno sería hasta el año 2023. “La reacción de las terminales (nucleadas en ADEFA) y los autopartistas (AFAC) es que no aceptarán un sistema de libre comercio, ya que las condiciones de competitividad son ampliamente desfavorables”, se explaya Francisco Martirena en su nota.

Lo cierto es que el acuerdo original fue firmado por Argentina y los países integrantes del Mercosur en el año 2002, momento en que se establecía un cupo de intercambio cada vez más permisivo hasta llegar al libre comercio en 2006. Pero nuestro país suspendió en varias oportunidades la implementación: en 2012 por tres años y en 2015 por cuatro.

Por otro lado cabe destacar que ya no se importan tantos modelos mexicanos como antes. Un grupo importante pasó a ser brasileño (como el Ford Fiesta, los Nissan March, Versa y Kicks o el Honda Fit), otro cambió rotundamente de origen (como la Honda CR-V desde Estados Unidos o el Fiat 500 desde Polonia) y uno más reducido fue discontinuado (como el Chevrolet Sonic). Dentro de los que siguen llegando desde dicho país se destacan los VW Golf y Vento, el Nissan Sentra, el Audi Q5 y el Kia Rio, entre otros.

Ahora, y reafirmando que los acuerdos evidentemente están hechos para ser modificados, el ACE 55 volvería a ser postergado.

A continuación, el artículo completo.


Pidieron a México que no rija el libre comercio de automóviles

El Gobierno quiere prorrogar los cupos hasta 2023.

Con el vencimiento del acuerdo automotriz en marzo, el Gobierno ya pidió a México que no haya libre comercio y continúe el sistema de cupos hasta el 2023, porque la apertura terminaría por destruir la industria local.

De acuerdo con el denominado ACE 55, desde el 19 de marzo de 2019 y a pesar de la resistencia de la industria automotriz que pide por una extensión de cupos, debe regir el libre comercio en ese sector entre la Argentina y México. La reacción de las terminales (nucleadas en ADEFA) y los autopartistas (AFAC) es que no aceptarán un sistema de libre comercio, ya que las condiciones de competitividad son ampliamente desfavorables.

Fuentes oficiales señalaron a BAE Negocios que el pedido gubernamental a México ya fue elevado y “habrá nuevas reuniones en febrero”, mientras no se conoce la respuesta definitiva de la nueva administración de Andrés López Obrador.

Las fuentes empresariales ratificaron que la meta de las automotrices radicadas en la Argentina es que el futuro acuerdo plurianual parta del cupo actual de 637,5 millones de dólares. El gobierno de Cristina Kirchner firmó con México un acuerdo con cupos libres de arancel de u$s575 millones en el primer año, que se fue incrementando a u$s592,25 millones en 2016, u$s612,9 millones en 2017 y u$s637,5 millones en 2018 y hasta el 19 de marzo.

México exporta a la Argentina los modelos Chevrolet Sonic, Dodge Journey, Fiat 500, Ford Fiesta KD, Honda CRV, Nissan March/Sentra/Tiida/Versa/Note; Ram 1500/2500; y Volkswagen Golf/The Beetle/Vento. En tanto, la Argentina exporta a México los modelos Ford Ranger, Mercedes-Benz Sprinter, Renault Kangoo y Volkswagen Amarok.

Brasil firmó un acuerdo similar con México, mediante el cual también se propuso alcanzar el libre intercambio automotor en 2019. Dentro de los contenidos, ambas naciones se comprometieron a mantener el porcentaje de 35% en el contenido regional de los vehículos para llegar al 40% en 2019. Sin dudas, será uno de los ejes de próximas reuniones bilaterales.

Acuerdo general

En forma conjunta, la ronda bilateral de febrero serviría para avanzar en la ampliación del Acuerdo de Complementación Económica Nº 6 (ACE 6) entre la Argentina y México, con el objetivo de cerrar un tratado de mayor liberalización del comercio este año.

Fuentes del Ejecutivo señalaron que “la intención es firmarlo lo más rápido que se pueda, porque están dadas las condiciones”. De acuerdo con las fuentes, ya se fijaron canastas de productos de arancel cero en forma inmediata, y de hasta 10 años de plazo. En la escala de relevancia, es una de las apuestas más importantes del Gobierno en materia de política comercial, máxime si se tiene en cuenta que no será fácil ni veloz un acuerdo comercial con la Unión Europea.