Con el mercado local en plena caída pero la producción argentina de pick-ups en pleno auge, las marcas buscan compartir desarrollos para volverse más competitivas. El caso más resonante de los últimos meses es el de Ford Argentina y Volkswagen Argentina, que compartirán la creación y desarrollo de las nuevas generaciones de Ranger y Amarok.

Lo cierto es que, en el día de hoy, desde Volkswagen confirmaron oficialmente que será Ford la encargada de fabricar ambas pick-ups. Al menos en nuestro país, significaría que ambas chatas saldrán del centro de producción de General Pacheco, reservando la planta aledaña de la marca alemana para ensamblar vehículos de pasajeros sobre la plataforma MQB (ver nota).

Este anuncio se da en el marco del aumento de la colaboración entre marcas, estrategia que incluirá también vehículos eléctricos y el uso de la plataforma MEB de VW por parte de Ford.

“Ford diseñará, generará y construirá las pick-ups medianas para ambas compañías en Europa, África, Oriente Medio, Asia Pacífico y América del Sur”, expresa el comunicado enviado esta semana. “Para ambas compañías, Ford tiene la intención de diseñar, generar y construir camionetas comerciales para clientes europeos a partir de 2022, y Volkswagen tiene la intención de desarrollar, generar y construir una furgoneta de ciudad para vender en Europa y otros mercados globales selectos”, agrega.

Todo el detalle en el comunicado más abajo.

Ford

Hace algunos años se festejaban los 100 años de Ford Argentina. En la planta de General Pacheco se producían el Focus y la Ranger.

Ford

Este año dejó de producirse el Focus y dejó capacidad ociosa en la planta de Ford Argentina.

VW

Se completará en el 2022 con la nueva generación de Ranger y Amarok, que compartirán planta y desarrollo.

VW

Mientras, del otro lado del alambrado, la planta de Volkswagen en Pacheco dijo adiós a la Suran para comenzar a adaptar la línea de montaje para producir la plataforma MQB (y el SUV Tarek).


Comunicado de Prensa

Ford y Volkswagen expanden su colaboración global para avanzar en manejo autónomo, electrificación y mejorar el servicio a sus clientes

Volkswagen se une a Ford en la inversión en Argo AI, la empresa de la plataforma para vehículos autónomos, con un valor de más de USD $7 mil millones. Esta alianza permite que ambos fabricantes utilicen de manera independiente la plataforma tecnológica para vehículos autónomos de Argo AI, a escala global sin precedentes.

Ford utilizará la arquitectura global y la Plataforma Modular Eléctrica (MEB) de Volkswagen para diseñar y fabricar al menos un vehículo totalmente eléctrico para producción en serie para el mercado europeo a partir de 2023, avanzando en su promesa de producir de manera más eficiente vehículos de pasajeros mientras que aprovecha la escala de Volkswagen.

Ford y VW continúan con su proyecto de desarrollar camionetas comerciales y pick-up medianas para cada marca en determinados mercados globales a partir de 2022, para compartir los costos de desarrollo y generar sinergias.

La alianza de Volkswagen-Ford – la cual no implica propiedad cruzada entre las compañías – permitirá una mayor eficiencia anual para cada corporación.

Nueva York, 12 de julio de 2019 – Ford Motor Company y Volkswagen AG anunciaron que se encuentran expandiendo su alianza global para incluir vehículos eléctricos – con la colaboración de Argo AI para introducir en Europa la tecnología de vehículos autónomos que existe en Estados Unidos – posicionando a ambas compañías para mejorar el servicio a sus clientes mientras que mejoran en competitividad, en costos y eficiencia de capital.

El CEO de Volkswagen AG, Dr. Herbert Diess, junto al presidente y CEO de Ford, Jim Hackett, y el CEO de Agro AI, Bryan Salesky, anunciaron que Volkswagen se sumará a la iniciativa de Ford de invertir en la plataforma tecnológica para vehículos autónomos de Argo AI.

Al trabajar junto con Ford y Volkswagen, el sistema de manejo autónomo (SDS por sus siglas en inglés) de Argo AI es el primero con proyecciones comerciales tanto para Europa como Estados Unidos. Además, al tener acceso al alcance global que tienen ambos fabricantes de automóviles, la plataforma de Argo AI es la tecnología de manejo autónomo con mayor potencial de expansión geográfica hasta la fecha. Volkswagen y Ford integrarán de forma independiente la SDS de Argo AI en vehículos especialmente diseñados para respaldar las distintas iniciativas de movilidad de personas y servicios de ambas compañías.

El objetivo de Argo AI continúa siendo el de entregar una tecnología SDS acorde al nivel 4 – según los niveles de manejo autónomo establecidos por la Sociedad de Ingenieros del rubro Automotriz (SAE por sus siglas en inglés) – que se pueda aplicar a viajes compartidos y a servicios de entrega de mercaderías en áreas urbanas con mucho tráfico.

Ford y Volkswagen tendrán una participación igualitaria en Argo AI, y combinados, tendrán una mayoría sustancial. El resto se utilizará como un grupo de incentivos para los empleados de Argo AI. La transacción se encuentra sujeta a aprobaciones regulatorias y condiciones de cierre.

“Mientras que Ford y Volkswagen continúan siendo independientes y competitivos en el mercado, al asociarse y trabajar en conjunto con nosotros en Argo AI en esta importante tecnología, nos permite ofrecer una capacidad, escala y alcance geográfico inigualables”, dijo Hackett. “Desbloquear las sinergias en varias áreas nos permite mostrar el poder de nuestra alianza global en esta era de vehículos inteligentes para un mundo inteligente”.

Los líderes de las compañías también anunciaron que Ford se convertirá en el primer fabricante de automóviles adicional en utilizar la arquitectura para vehículos eléctricos de Volkswagen y su Plataforma Modular Eléctrica (MEB), para fabricar un vehículo totalmente eléctrico para producción en serie con cero emisiones en Europa a partir de 2023.

Ford espera entregar más de 600.000 vehículos europeos utilizando la arquitectura MEB durante seis años, y se encuentran evaluando la posibilidad de producir un segundo modelo de Ford para clientes europeos. Esto es compatible con la estrategia europea de Ford, que implica seguir apostando a sus fortalezas, incluidos los vehículos comerciales, con alianzas convenientes y vehículos icónicos importados como el Mustang y el Explorer.

Volkswagen comenzó a desarrollar su arquitectura y plataforma MEB en 2016, para la cual invirtió aproximadamente USD $ 7 mil millones. El fabricante de automóviles está planeando utilizar esta plataforma para fabricar aproximadamente 15 millones de automóviles solo para el Grupo Volkswagen en la próxima década.

Para Ford, la utilización de la plataforma MEB de Volkswagen forma parte de su plan de inversión de más de USD $ 11,5 mil millones para vehículos eléctricos en todo el mundo, y apoya la estrategia de Ford de ofrecer a sus clientes europeos una amplia gama de vehículos eléctricos y cumplir con sus compromisos de sustentabilidad.

“Mirando hacia el futuro, incluso más clientes y el medio ambiente se beneficiarán de la arquitectura de vehículos eléctricos de Volkswagen. Nuestra alianza global está comenzando a demostrar ser una promesa aún mayor a la que esperábamos, y continuamos evaluando diferentes áreas en las que podríamos colaborar”, dijo Diess. “La escala de nuestra plataforma MEB reduce los costos de desarrollo de los vehículos con cero emisiones, lo que permite una adopción más amplia y más rápida de los vehículos eléctricos a nivel mundial. Esto mejora las posiciones de ambas compañías a través de una mayor eficiencia de capital, un mayor crecimiento y una mejor competitividad”.

La alianza, que cubre la colaboración de Volkswagen y Ford y las inversiones conjuntas en Argo AI, no implica propiedad cruzada entre las dos compañías y es independiente de la inversión en Argo AI. La alianza está representada por un comité conjunto, liderado por Hackett y Diess e incluye ejecutivos senior de ambas compañías.

Las compañías también están evaluando el desarrollo de camionetas medianas para clientes globales a partir de 2022, para luego continuar con camionetas comerciales.

Accionistas igualitarios en Argo AI

Volkswagen invertirá USD $ 2,6 mil millones en Argo AI de los cuales USD $ 1.000 millones se destinarán para fondos y los USD $ 1,6 mil millones restantes contribuirán con la compañía Conducción Autónoma Inteligente autónoma (AID por sus siglas en inglés), que incluye a más de 200 empleados, la mayoría de los cuales ha estado desarrollando tecnología de conducción autónoma para el Grupo Volkswagen.

Como parte de la transacción, Volkswagen también comprará acciones de Argo AI a Ford por USD $ 500 millones durante tres años. Ford invertirá los USD $ 600 millones restantes de su compromiso inicial de USD $ 1.000 millones en Argo AI.

La transacción completa representa una inversión de USD $ 7 mil millones para Argo AI.

Ambos fabricantes de automóviles ven un potencial significativo, incluido el de un crecimiento rentable al aprovechar nuevas áreas de negocios vinculadas a la tecnología autónoma.

Argo AI planea trabajar en estrecha colaboración con Ford y Volkswagen para proporcionar la tecnología de vehículos autónomos que los fabricantes necesiten para poder ofrecer vehículos de conducción autónoma totalmente integrados y que puedan ser fabricados a escala para un despliegue seguro, confiable y duradero en el uso compartido de vehículos y la entrega de mercaderías y servicios.

“Argo AI tiene la suerte de tener un equipo de primera clase gracias a tener nuestra misión clara y el compromiso de nuestros socios, y junto con los empleados de AID tendremos una fuerza laboral global para atraer cada vez más a los mejores talentos”, dijo Salesky, co-fundador de Argo AI. “Además, gracias a Ford y Volkswagen, la tecnología Argo AI podría algún día llegar a casi todos los mercados de América del Norte y Europa, aplicada a múltiples marcas y a una diferentes tipos de arquitecturas de vehículos”.

Con sede en Munich, Alemania, AID se convertirá en la nueva sede europea de Argo AI y será dirigida por el actual director general de AID, Karlheinz Wurm. Con la incorporación de los empleados de AID, Argo AI crecerá de 500 a más de 700 empleados en todo el mundo.

Además de su sede mundial en Pittsburgh, Pensilvania, la nueva ubicación marca el primer centro de ingeniería de Argo AI en Europa y el quinto a nivel mundial, además de Dearborn, Michigan; Cranbury, Nueva Jersey, y Palo Alto, California. Colaborando con Ford, Argo AI también está probando su tecnología en Miami y en Washington DC, donde juntos planean el despliegue de servicios comerciales.

Ford utilizará la arquitectura de vehículos eléctricos MEB de Volkswagen para producir 600.000 vehículos.

Ford planea diseñar un nuevo modelo eléctrico basado en la plataforma MEB, a partir de 2023 en Köln-Merkenich, Alemania. Volkswagen suministrará partes y componentes de su plataforma MEB como parte de la colaboración.

Ambas compañías continuarán evaluando diferentes áreas en las que pueden trabajar en vehículos eléctricos, una prioridad estratégica clave para ambas compañías en su impulso para acelerar la transición hacia una movilidad sustentable y accesible.

El acuerdo con Ford es una piedra angular en la estrategia eléctrica de Volkswagen, apoyando el crecimiento de la industria de la movilidad eléctrica y facilitando los esfuerzos globales para alcanzar el Acuerdo de París 2050.

Camioneta comercial y pick-ups

Ford y Volkswagen continúan desarrollando su plan anunciado previamente para mejorar sus respectivas fortalezas en camionetas comerciales y pick-ups medianas en diferentes mercados globales clave. La colaboración en este segmento de vehículos creará eficiencias significativas para cada compañía.

Ford diseñará, generará y construirá las pick-ups medianas para ambas compañías en Europa, África, Oriente Medio, Asia Pacífico y América del Sur, y se espera que los camiones lleguen a estos mercados clave a partir de 2022.

Para ambas compañías, Ford tiene la intención de diseñar, generar y construir camionetas comerciales para clientes europeos a partir de 2022, y Volkswagen tiene la intención de desarrollar, generar y construir una furgoneta de ciudad para vender en Europa y otros mercados globales selectos.

Volkswagen y Ford tienen fuertes negocios complementarios de camionetas y vehículos comerciales en todo el mundo, con modelos populares que incluyen la línea de Ford Transit y Ranger, así como Volkswagen Transporter, Caddy y Amarok.

Dado que ambas compañías esperan que la demanda de pick-ups medianas y camionetas comerciales crezca globalmente en los próximos cinco años, la colaboración en estos segmentos permitirá que una mejor tecnología y una mayor innovación alcancen a sus respectivos clientes más rápido y una mejor utilización de la capacidad de la planta.