En abril de este año te mostraba, en este mismo sitio, la cuarta generación del Ford Focus. Conocido como Ford Focus 2019, fue presentado en Europa por su CEO, Jim Farley, el cual lo definió como“el mejor auto de los últimos 140 años”. Y es que la emoción era mucha: se cumplió el vigésimo aniversario del modelo más vendido del óvalo y este nuevo Focus planea redefinir ese legado más que vigente con nueva plataforma y hasta opciones aventureras (ver nota).

Pero, como también te contaba en aquella época, “esta generación está más lejos de ser producida en Argentina, que cerca”. Y ahora, mucho más lejos todavía. ¿Por qué? La marca del óvalo hoy confirmó el secreto a voces que ya todos conocíamos: el Ford Focus dejará de producirse en Argentina hacia mayo del 2019.

La planta de General Pacheco detendrá definitivamente la línea que corresponde al modelo de segmento C, producto de la caída en ventas que tiene en la región y la falta de un reemplazante inmediato dentro del mismo segmento. Tampoco está previsto que llegue el modelo europeo, por lo que el espacio vacante no parece tener un relleno sustentable al menos por el próximo par de años.

En lo que va del año, las ventas del Focus muestran un retroceso del 34,6% en relación al acumulado del 2017. En números similares anda la competencia, que marca una caída del 42,8% para el Peugeot 408 y un 17,8% para el Citroën C4 Lounge, ambos modelos de producción nacional. El Chevrolet Cruze, que también se produce en Argentina, viene cayendo un 7,3% en el acumulado anual, mientras que el líder del segmento, el Toyota Corolla, también reduce el porcentaje de ventas en un 8,8%.

El Ford Focus cumplió 20 años de vida. Pero en Argentina cortará la tradición en la tercera generación.

El fenómeno que ocurre en el mercado es que el cliente busca más a los SUV que a los sedanes o hatchbacks convencionales del segmento C. Entonces, ¿buscan SUV del mismo segmento C? No, terminan comprando vehículos de segmento B. Sí, descienden de segmento en búsqueda de un auto más aspiracional como lo es un SUV, pese a que en su mayoría cuentan con mecánicas menos eficientes y prestaciones más contenidas.

Esto también es empujado por las mismas terminales, que ven un claro negocio en la migración de ventas de un segmento a otro ya que los costos de producción de un vehículo de un segmento inferior son menores a los que tiene la producción de uno más grande y mecánicamente más sólido. Es por eso que, si bien la tendencia es migratoria, todavía no es masiva en Argentina: sólo tres SUV forman parte de los 20 modelos más vendidos del país (ver nota).

Tal como informó el portal Apertura en el día de hoy, la proyección de producción de Ford Argentina para este año es de 78.000 unidades. De ese total, el 77% corresponde a la pick-up Ranger, el otro modelo que se hace en la Argentina y que también pierde ventas cayendo un 13,9% este año. La imparable Toyota Hilux va creciendo un 3,3%, mientras que la Volkswagen Amarok cae un 9,9%.

Si bien todavía faltan seis meses para que el Focus se despida oficialmente, desde Ford Argentina no adelantaron qué sucederá con el personal que actualmente trabaja en la fábrica. “Llegado el momento, evaluaremos las alternativas con SMATA”, comentaron.

A todo este anuncio, que no es para nada auspicioso, le sobrevuela el fantasma de una posible salida de la región por pérdidas millonarias (ver nota).

Actualmente el Ford Focus se comercializa entre los $699.100 y los $968.600.