Latin NCAP, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos comercializados en la región (ver todas las pruebas), divulgó nuevos resultados de su programa de seguridad: sometió a crash test a los Fiat Cronos y Argo, los últimos desarrollos del segmento B de Fiat Chrysler Automobiles.


Crash test de los Fiat Cronos y Argo

Los modelos de segmento B producidos en Brasil (en el caso del Argo) y en Argentina (en el caso del Cronos) pasaron por las manos de Latin NCAP por primera vez a través de un crash test patrocinado. Obtuvieron una insuficiente calificación de tres estrellas en protección hacia adultos y cuatro hacia niños.

“El Argo/Cronos equipado con dos bolsas de aire frontales como estándar mostró protección débil en el pecho en el impacto lateral”, comentaron desde la organización. “La estructura fue considerada como inestable al límite de la estabilidad, sin embargo se ha notado que el modelo tiene buena proyección y desarrollo en su concepción, lo que debería permitir mejoras. La ausencia de Aviso de Cinturón de Seguridad (SBR) estándar para el pasajero así como la falta de ESC en volumen necesario para ser considerado, explican la calificación del Argo / Cronos para ocupante adulto”. agregaron.

La protección ofrecida al ocupante infantil fue buena y estuvo próxima a alcanzar la máxima calificación en el test dinámico, lo que demuestra los beneficios de un buen desempeño de los SRI combinado con anclajes ISOFIX. Si bien los Cronos y Argo permiten la desconexión de la bolsa de aire si hay un SRI mirando hacia atrás en el asiento del acompañante, la señalización del mismo no cumple con los requisitos de Latin NCAP. La señalización de los anclajes ISOFIX tampoco cumple con los requisitos de Latin NCAP, lo que explica la calificación en protección del ocupante infantil.


Qué dice Latin NCAP

Por su parte, Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP, comentó: “La última plataforma de FCA ha mostrado buenos conceptos y trabajo en seguridad detrás de su desarrollo en respuesta a la presión de los consumidores. No obstante ello, es preocupante que un fabricante como FCA todavía no ofrezca ESP estándar en un vehículo nuevo como el Argo/Cronos. Latin NCAP recomienda a los consumidores de la región que solo compren vehículos que ofrezcan ESP”. 

Fiat Cronos Argo Latin NCAP

Los Fiat Cronos y Argo pasaron por Latin NCAP y obtuvieron un resultado mejorable.

“También es una preocupación que vehículos populares como estos dos modelos (probaron también el Toyota Etios) todavía no ofrezcan como estándar la protección de cabeza para impacto lateral”, agregó.

“Estos dos modelos populares fueron muy solicitados por los consumidores para ser evaluados. Reconocemos la actitud de FCA y Toyota hacia el programa Latin NCAP y alentamos a otros fabricantes a que tengan la misma actitud para ofrecer a los consumidores de América Latina y el Caribe información de seguridad independiente al comprar un vehículo nuevo”, finalizó Ricardo Morales, Presidente de la Comisión Directiva de Latin NCAP.


Fiat Cronos y Argo en Argentina

El desarrollo de estos dos modelos fue una gran apuesta de Fiat para los mercados emergentes y para nuestro país, ya que el Cronos se produce en la provincia de Córdoba. Buscan llenar el vacío que dejaron los Fiat Punto y Línea y reemplazar con honores a los Palio y Grand Siena. Su desarrollo cuenta con una plataforma más moderna del grupo, llamada MP1.

En el caso particular del Cronos, este modelo comenzó a producirse en Ferreyra, Córdoba, y marcó el inicio de un nuevo ciclo productivo de Fiat Chrysler Automobiles en nuestro país para el cual se invirtieron más de 500 millones de dólares para instalar 150 robots en la unidad de chapistería, incorporar nuevos sistemas de aplicación automática de adhesivos, ampliar y modernizar la sala metrológica e instalar una nueva línea de montaje preparada para el armado de la caja automática.

Ambos modelos se ofrecen con dos opciones mecánicas: las más accesibles cuentan con un motor naftero 1.3 FireFly 8 válvulas de 99cv asociado a una caja manual de 5 marchas, mientras que las más equipadas integran el conocido naftero 1.8 E.torQ 16 válvulas de 130, con posibilidad de asociarlo a una caja manual de 5 marchas o automática Aisin de 6.

Las variantes más equipadas de ambos modelos es la Precision, que cuenta con ESP, sistema multimedia Uconnect de 7″ con doble conexión USB, faros antiniebla delanteros, asiento rebatible 60/40, sensores de estacionamiento, cámara de retroceso, llantas de 15″, computadora de abordo de 7″ a color, climatizador automático, espejos rebatibles eléctricamente, tapizado de cuero, airbags laterales, llantas de 17″ y acceso y arranque sin llav., reservando el control de velocidad crucero únicamente para la opción automática de esta versión.

El principal problema de estos modelos es que para la versión Drive más accesible, el ESP no está incluído ni como un opcional, lo que explica -en parte- el mejorable resultado en Latin NCAP.