El 15 de julio del 2017 anunciamos la llegada de las nuevas generaciones de los Subaru Legacy y Outback. En la misma nota, resaltamos que ninguno de los dos ofrecía el sistema Subaru Eyesight, un complejo set de dispositivos de seguridad que le valieron el premio Top Safety Pick+ 2016 del IIHS por contar con este equipamiento.

Ahora, más de un año después, la versión 3.6R del Outback comenzó a comercializarse con este dispositivo. ¿De qué estamos hablando?

Se trata de un sistema de monitoreo de tránsito contínuo que previene accidentes trabajando con el control de velocidad crucero adaptativo, el mantenimiento de carril y el freno precolisión, lo que le permite reconocer situaciones de conducción potencialmente peligrosas y asistir al conductor para reducir el riesgo de sufrir una colisión frontal.

EyeSight controla y utiliza cámaras, el motor, la transmisión y los frenos para ofrecer seis tipos de asistencia:

  • Frenado Previo a la Colisión: advierte al conductor para que realice una maniobra evasiva si hay riesgo de colisionar frontalmente. Si es necesario, los frenos pueden intervenir automáticamente para reducir los daños o evitar la colisión (si las condiciones lo permiten).
  • Control de velocidad Crucero Adaptativo: además de mantener la velocidad de crucero predeterminada, el control de crucero adaptable puede monitorear la velocidad del vehículo que circula adelante para adaptar la velocidad de la unidad con el fin de guardar una distancia de seguridad apropiada.
  • Gestión del Acelerador Previo a la Colisión: ayuda a reducir la probabilidad de que el vehículo se desplace hacia delante de manera imprevista tras colocar la palanca de cambios en la posición incorrecta o al pisar el pedal del acelerador por error o con demasiada fuerza.
  • Aviso de Arranque del Vehículo Precedente: advierte al conductor en caso de que el vehículo precedente inicie la marcha y el vehículo con EyeSight permanezca inmóvil.
  • Advertencia de Cambio de Carril: puede advertir al conductor cuando el vehículo está a punto de salirse de manera no intencionada del carril.
  • Advertencia de Vaivén en el Carril: advierte al conductor cuando el vehículo zigzaguea de manera no intencionada en el carril.

Como comentamos arriba, este sistema estará disponible únicamente en la versión más equipada del Outback, la variante “crossover familiar” del Legacy. Cuenta con un motor naftero Bóxer 3.6 de 260cv, asociado a una automática Lineartronic CVT con levas al volante y tracción integral con X-Mode. El detalle del equipamiento lo podés ver acá.

El dato de color: el precio no tuvo alteraciones. Se sigue comercializando a 69.900 dólares.