El nuevo sedán cordobés es un hecho y ya fue lanzado en nuestro mercado. El mismo día de su develación entramos en contacto para comentarte qué nos parece. Bienvenido al Express Test: Fiat Cronos.

Express Test Fiat Cronos

Express Test Fiat Cronos

Cuando un nuevo auto se suma a la industria automotriz local, todo se revoluciona. Por poco volumen de ventas que vaya a tener ese vehículo en el futuro, lo importante es el acto: se invirtió mucho dinero en el país y se generaron diversos puestos de trabajo.

El caso más resonante de las últimas semanas es el del Fiat Cronos. Busca llenar el vacío que dejó el poco exitoso Fiat Línea y reemplazar con honores al Grand Siena. Su desarrollo cuenta con una plataforma más moderna (llamada MP-S) que aprovecha hasta un 30% la plataforma del Punto. En otras palabras, es la variante tricuerpo del Argo, el hatch brasileño presentado hace pocos meses en nuestro país (ver nota).

Y su presentación se está realizando right-now en la provincia de Córdoba, epicentro de la inversión de 500 millones de dólares que FCA anunciara hace 18 meses y contemplaría la introducción de este modelo a la planta de Ferreyra, donde se instalaron 150 robots en la unidad de chapistería, incorporaron nuevos sistemas de aplicación automática de adhesivos, ampliaron y modernizaron la sala metrológica e instalaron una nueva línea de montaje preparada para el armado de la caja automática que se exporta a Brasil.

Así se automatizó más del 85% del proceso productivo del Cronos y se invirtieron 110 millones de dólares adicionales en la cadena de proveedores para poder llegar a una integración de autopartes locales del 53%, con vistas de extenderse al 55% en los próximos meses. De esta manera el Cronos se convierte en el auto más argentino del mercado.

Dentro de esta vorágine de presentación, que hasta incluyó la visita del Presidente Mauricio Macri y hasta un recorrido por la planta, el test drive no pudo faltar.

Este recorrido extenso (siempre sobre asfalto) contó con tramos de ciudad, lomos de burro, terrenos desparejos y hasta autopistas, es por eso que pudimos tener una intenso Express Test de uno de los jugadores locales del año: apunta a ser el líder dentro de los sedanes chicos de segmento B.

A nuestro país llega con una configuración muy similar a la del Argo: dos motorizaciones nafteras (1.3 FireFly 8v de 99cv con caja MT5 y 1.8 E.torQ 16v de 130cv con caja MT5 o AT6) y dos niveles de equipamiento (Drive y Precision). A estas dos variantes se le incluyen dos packs opcionales (Conectividad y Premium, respectivamente). Los precios arrancan en $321.300 con una garantía de 3 años (ver nota).

Y tal como nos ocurrió aquella vez en los Astilleros Milberg en ocasión del lanzamiento del Argo, la versión que nos tocó probar fue la Precision 1.6 AT6. Pero antes de subirnos, vale comentar las diferencias principales que tiene en relación al hatch reemplazante del Punto.

En términos estéticos, la trompa del Cronos es más deportiva. El capot suma unos centímetros hacia adelante, la parrilla es diferente, el paragolpes integra un labio inferior más marcado y los faros antiniebla fueron reubicados en una posición más elevada. Se buscó dar una terminación más elegante y deportiva a la vez, sin necesidad de caer en los agregados plásticos un tanto burdos de la versión HGT del Argo.

Pese a que FCA se empeña en decir que la plataforma del Cronos es otra en relación a la del Argo, eso es muy difícil de comprobar. Por un lado, ambos mantienen la misma distancia entreejes, el mismo despeje y hasta las mismas mecánicas. Por otro, el interior está prácticamente calcado del hatchback, recurriendo a un color símil violeta para el detalle del torpedo central.

A diferencia del Volkswagen Virtus, la variante sedán del Polo que llega el mes próximo, el Cronos no cuenta con mayor espacio en su interior ni la distancia entreejes modificada, tal como comentamos arriba. Por eso la tendrá complicada en el mercado, con contendientes de peso pesado que ponen el énfasis en el espacio interior.

Express Test Fiat Cronos

De todas maneras, yo, que mido 1.90mts de altura -de los cuales 1.85mts corresponden a mis piernas- puedo deslizar toda la corredera del asiento del conductor hacia atrás y el pasajero trasero seguirá teniendo un gran espacio para las piernas. Eso en el Argo repercutía en un reducido baúl de 300 litros, capacidad que en el Cronos se extendió hasta los 525 litros.

La conectividad estará presente en prácticamente toda la gama: sólo la versión más básica no contará con pantalla multimedia, incluyendo el sistema Uconnect de 7 pulgadas con soporte Android Auto y Apple CarPlay desde el pack Conectividad. El punto en contra de este sistema es que no cuenta con navegador integrado; debemos conformarnos con el smartphone.

Se nota también un esmero por demostrar que el Cronos es uno de los más modernos, con un diseño del tablero bastante arriesgado y con detalles en combinación bitono y cromado ya desde las variantes intermedias. La calidad de materiales y sus terminaciones no es de lo mejor, pero mejora levemente en relación al Argo (¡tomá pa vo’, Brasil!).

Así y todo el interior luce moderno y bien planteado, exceptuando el techo del baúl que no tiene aislante alguno y ni siquiera está pintado. Como ya es tendencia desde muchos años, los amortiguadores de apertura del portón fueron reemplazados por las clásicas barras con resortes, aquellas que se invaden en el interior y te hacen replantear la manera en que distribuiste la carga.

Como te comentamos al principio, las versiones disponibles serán Drive y Precision. La primera será la entrada de gama y contará de serie con aire acondicionado manual, levantavidrios eléctricos en las cuatro puertas, cierre centralizado, volante multifunción, computadora de abordo con pantalla de 3,5″, butaca del conductor con regulación en altura, espejos eléctricos, alarma y sensor de presión de neumáticos. La Precision contará además con ESP, sistema multimedia Uconnect de 7″ con doble conexión USB, faros antiniebla delanteros, asiento rebatible 60/40, sensores de estacionamiento, cámara de retroceso y llantas de 15″, reservando el control de velocidad crucero únicamente para la opción automática de esta versión.

También habrá dos packs disponibles: Conectividad y Premium. El primero sólo podrá ser combinado con la versión Drive y suma el sistema Uconnect con el doble USB, las luces antiniebla, las llantas de 15″ y el sensor de estacionamiento. El segundo se combinará con la versión Precision MT e integrará computadora de abordo de 7″ a color, climatizador automático, espejos rebatibles eléctricamente, tapizado de cuero, airbags laterales, llantas de 17″ y acceso y arranque sin llave. La Precision AT6 ya contará con todo esto de serie.

En resumen, Fiat Chrysler Automobiles Argentina dejó sólo a las dos versiones básicas Drive y Drive Pack Conectividad sin ESP de serie, pero son las únicas que cuentan con el nuevo motor 1.3 Firefly de 99cv (cuatro cilindros, cadenero). El resto tiene el 1.8 E.TorQ de 130cv archirecontrahiperconocido por todos nosotros, que ya tiene muchísimos años en el mercado y no se destaca por ser un derroche de tecnología y deportividad.

Es un motor que no sorprende por los consumos (al contrario, son bastante elevados) pero se hermana muy bien en el Cronos, a ritmo cumplidor y con el torque necesario para realizar sobrepasos sin problemas. Nos gustaría que cuente con una caja de 6 marchas ya que sólo llega con manual de 5ta para todas las versiones.

En el apartado del comportamiento dinámico pudimos comprobar que FCA quiso transmitir parte de la solidez que se siente en las Fiat Toro y Jeep Renegade mediante una suspensión muy equilibrada, permitiendo sortear obstáculos sin inclinaciones groseras y absorbiendo con eficiencia las irregularidades del camino. Las llantas de 17″ de esta variante hacen que las pequeñas deformaciones del terreno pasen más hacia el interior, pero nada angustiante: su desempeño es superior que el de la competencia.

Para lograr ello con el tercer volumen se tuvieron que recalibrar las suspensiones y hasta extender levemente las trochas, para poder seguir manteniendo un comportamiento dinámico correcto.

Si caemos en la comparación con su competencia, el Fiat Cronos se posiciona exactamente en el espacio de la familia Citroën C-Elysée/Peugeot 301 y a la espera del Volkswagen Virtus. Si bien es un desarrollo nuevo, el motor elegido para la variante tope de gama no logra sorprender por sus prestaciones y lo equipara con el de la competencia, que a diferencia del Cronos ofrecen (y ofrecerán) ESP de serie en todas las versiones.

Pero el gran interrogante es… ¿cómo anda el 1.3 Firefly? Para eso deberemos esperar unas semanitas nomás, hasta que el garage de TURBO reciba una unidad.