La edición 2018 del Salón Internacional del Automóvil de San Pablo llegó con muchas novedades para la región. En el caso de Honda, el anuncio principal llegó por parte de la filial argentina que confirmó el desembarco del Honda WR-V para diciembre de este año.

Se trata de la versión aventurera del Honda Fit, modelo que después de su restyling pasó a importarse de Brasil (ver nota). Si bien desde la marca japonesa intentan posicionarlo como un SUV, se trata de un crossover con diferencias mínimas en relación al hatch de segmento B.

El Honda WR-V llega a la Argentina en diciembre 2

Estas aparecen principalmente en el frontal, incorporando un nuevo diseño con ópticas diferenciadas, un nuevo capot, un paragolpes más agresivo y una imagen general más elevada, gracias a su suspensión con mayor despeje. Conserva el lateral (pilares, puertas y zócalos) del Fit pero estrena un nuevo portón trasero, faros y paragolpes. Es una estrategia muy similar a la realizada con el Chery Tiggo 2, la variante crossover del Fulwin que ya se vende en Argentina (ver nota).

Para acentuar aún más su estilo offroad, este desarrollo encarado exclusivamente por Honda do Brasil suma además pasarruedas en plástico negro, llantas diamantadas de diseño exclusivo, protectores laterales y barras portaequipaje.

Así como sucede con el Fit en nuestro país, el Honda WR-V llegará con una única motorización 1.5 SOHC i-VTEC de 120cv, asociada a una caja automática CVT y tracción delantera. Seguramente se adopte la misma estrategia de su hermano: ofrecerlo en una versión tope de gama EX-L con 6 airbags. La mala noticia llegaría por el lado del ESP: al no ofrecerse en Brasil, tampoco llegaría a la oferta argentina.

Honda Argentina confirmó que su llegada al país se dará durante el mes de diciembre, para ubicarse por debajo de la oferta del HR-V producido en Campana.


Galería