El crossover de segmento B pasará por un restyling e iniciará su producción regional. Primeras imágenes del Citroën C4 Cactus brasileño, que llega este año.


El año pasado Citroën decidió darle más vida a su gama local lanzando dos productos importados de España: C-Elysée y C4 Cactus.

El primero llegó en una fase inicial con una oferta limitadísima de versiones (ver nota) para luego reestilizarse poco tiempo después (ver nota) y ponerse a tono con su hermano casi gemelo, el Peugeot 301, el cual se lanzó -también rediseñado- con motorizaciones nafteras y diesel y caja manual o automática (ver nota).

Esto provocó que el diseño original del C-Elysée haya sido adquirido por unos pocos valientes que unos meses más tarde se quedaron con un modelo que ya era viejo.

Parece que la historia va a repetirse. En junio del 2017 Citroën presentó en nuestro mercado el C4 Cactus, también importado de España. Lanzado mundialmente en el año 2014, se trata de un vehículo pensado para el segmento bajo europeo, utilizando la plataforma PMF1 presente en los modelos más accesibles del Grupo PSA.

Lejos de ubicarse en una gama accesible de Citroën Argentina, la filial local decidió darle “aires premium” al ubicarlo en la gama media de su oferta, impulsado por la adopción de una motorización tres cilindros turbo, los airbumps (unos “topes” de goma en las puertas y paragolpes que minimizan daños en la carrocería) y un alto nivel de equipamiento de seguridad (ver lanzamiento).

Ahora, tal como en Europa, llegó el momento de renovarse, pese a que este modelo todavía no cumplió un año en Argentina.

Así será el C4 Cactus brasileño. La principal diferencia: las ventanillas traseras podrán subirse y bajarse.

En el viejo continente estrenó hace pocos meses un rediseño que minimizó su imagen: los airbumps gigantes fueron reemplazados por unos más pequeños, el diseño eliminó gran parte de los plásticos de protección y se incluyeron más sectores con “chapa al aire”. El frontal también tuvo actualizaciones, con nuevos paragolpes y ópticas de tamaño más grande.

Este “nuevo C4 Cactus” no llegará a nuestro país importado de España: comenzará a fabricarse en Brasil desde donde será importado a nuestro mercado.

¿Las diferencias? Las ventanillas traseras se podrán subir y bajar (en el europeo son fijas pivotantes), mientras que las motorizaciones seguramente sean compartidas con su hermano de plataforma, el Peugeot 2008: naftero 1.6 VTi de 115cv y naftero turbo 1.6 THP de 163cv.Según la marca, el nuevo Citroën C4 Cactus brasileño estaría llegando a la Argentina durante el segundo semestre del 2018.