Dentro de todos los tediosos y agotadores trámites que uno tiene que realizar al momento de comprar o vender un auto, se encuentra el Certificado de Transferencia Automotor, más conocido como CETA.

Se trata de un formulario dependiente de la AFIP que debe cumplimentarse si el vehículo que se va a transferir cuesta más de $100.000 (al día de hoy) según la valuación de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor (ver acá).

Hasta ahora, este trámite debía ser realizado a través de la web de la AFIP, ingresando con la clave fiscal del titular del automotor. Allí se debe declarar quiénes son los dueños del auto a transferir (con sus porcentajes y CUIL/CUIT) y a quién se transfiere, también con los mismos datos.

Ese formulario debía ser impreso y presentado en el registro seccional al momento de iniciar la transferencia. También había una opción telefónica para poder emitir el CETA, pero la atención era muy deficiente y de igual manera el operador debía generar el formulario para después uno descargarlo de la web del organismo.

Ahora, con los cambios que introducirá la AFIP a partir de este lunes, la clave fiscal no será un requisito a la hora de tramitar el certificado y no se lo deberá imprimir: llegará vía digital al registro.

Entonces, ahora al ingresar a la web las personas deberán informar los datos del vehículo, de los transferentes, adquirientes y luego confirmar el trámite. Listo.

Cabe destacar que obtener el CETA en la web oficial de AFIP es fácil, gratuito y seguro. No se necesitan intermediarios ni gestores.

Estos cambios se enmarcan dentro de un intento de simplificación de las transferencias automotores, que ya incluyen hasta descuentos de 40% para los trámites iniciados vía digital (ver nota).