Producidos en El Palomar, los hermanos Peugeot 308 y 408 cada vez tienen menos mercados donde ser exportados. Su principal destino, Brasil, dejó de ofrecerlos debido a sus escasas ventas: en todo el 2018 patentaron lo que el Chevrolet Onix vende en apenas dos días.

Si bien es vox populi que el segmento C está en plena caída producto de la diversificación hacia los SUV de varios segmentos, la historia puntual de los Peugeot 308 y 408 es un tanto diferente. Estos modelos no siguieron su debida actualización mundial (de la mano de una nueva generación) y se quedaron estancados en un diseño que data de más de 12 años.

Actualizaciones más, actualizaciones menos, los modelos producidos en Argentina tienen los días contados. No por la llegada de la segunda generación desarrollada sobre la plataforma EMP2 (que se presentó en Europa en el año 2012 y recién está empezando a ser comercializado en Argentina durante estas semanas –ver nota-), sino porque industrialmente pasaría a ser fabricada la futura generación de los 208 y 2008, sobre la plataforma CMP destinada a mercados emergentes.

A ello hay que sumarle la sí clara tendencia a la elección de SUVs por encima de los clásicos hatchs o sedanes. Si bien esta es apenas una tendencia (de la cifra de ventas totales del 2018, apenas cuatro SUV formaron parte de los 20 modelos más vendidos), se sabe que la mayoría de las posibles ventas de estos vehículos de segmento C son “robadas” por los nuevos SUV de segmento B.

Esto generó un cocktail casi explosivo para dos modelos que no aportaban una revolución tecnológica ni de confort al segmento en Brasil: en el último año, apenas 739 unidades del 408 fueron comercializadas, mientras que el 308 tuvo un desempeño aún peor registrando 434 operaciones. Según destaca el sitio Quatro Rodas, estos indicadores son los mismos que logra un Chevrolet Onix en apenas dos días.

¿Y en Argentina? Bueno, la historia no es muy diferente.

Si bien en ventas no les fue bien -ya que tanto el Toyota Corolla (1ro), el Chevrolet Cruze (2do) y el Ford Focus (en retirada, 3ro) los pasaron- los hermanos argentinos se ubicaron 4to y 6to en el segmento, con el Citroën C4 Lounge (primo de desarrollo) ocupando el lugar intermedio. Esto significó el puesto 30° para el 308 y el 39° para el 408 en la lista general de patentamientos, lo que representó una caída del 33% para el hatch y de un 46% para el sedán en relación al 2017. ¿Podríamos atribuirle esa caída al ciclotímico mercado argentino?

No creas. Los patentamientos cayeron un 11% mientras otros modelos de Peugeot se mantuvieron con márgenes no tan drásticos: el Peugeot 208 cayó un 13,9%, el Peugeot 2008 un 13,6% y la Peugeot Partner un 17%.

Bajas ventas: los Peugeot 308 y 408 argentinos se despiden de Brasil 2

Los Peugeot 308 y 408 ya desaparecieron de la web oficial de Peugeot en Brasil.

Bajas ventas: los Peugeot 308 y 408 argentinos se despiden de Brasil 3

La intención es clara: los SUV acapararon toda la oferta.