Así como está sucediendo en otras marcas, la era eléctrica arranca para Audi. La marca de los cuatro anillos presentó esta semana el Audi e-tron, su desarrollo eléctrico pensado así desde cero.

No se trata de una opción con motor a combustión que fue adaptada para funcionar con electricidad, sino un vehículo desarrollado específicamente para ser impulsado con este tipo de propulsión. Esta presentación ocurre en sintonía con la del Mercedes-Benz EQC, que cumple el mismo estándar (ver nota).

El Audi e-tron es un SUV que buscará posicionarse dentro de la gama Q de los cuatro anillos y le dará batalla al ya mencionado Mercedes-Benz EQC, al conocido Tesla Model X y al Jaguar I-Pace. Todos ellos fueron desarrollados para funcionar exclusivamente con electricidad y justamente por ello Audi no se quería quedar afuera: para 2025 planean tener por lo menos 12 modelos que funcionen con la plataforma del e-tron.

El Audi e-tron es la punta de lanza de la nueva estrategia de vehículos eléctricos de Audi. Para 2025 tendrán 12 diferentes modelos que utilizarán esta plataforma.

Estéticamente toma muchos detalles estrenados en los nuevos Q8 y Q3, pero por posicionamiento estará mucho más cerca del primero que del segundo. Así deberá hacerse un lugar logrando agradar al público llegando a ofrecer una importante autonomía, tiempos de carga más que interesantes y prestaciones propias de un deportivo.

Según la marca, el Audi e-tron podría recorrer 400 kilómetros con una carga completa. El 80% de la capacidad de las baterías (que son de 95kWh) podría completarse en apenas 30 minutos, permitiendo entregar 400cv de potencia conjunta entre los dos motores ubicados en los ejes. Esto también le permite tener tracción integral, algo importante a la hora de buscar prestaciones interesantes.

Es de destacar dos innovaciones que el e-tron sumará al segmento: Audi es el primer fabricante de automóviles del mundo que utiliza un nuevo sistema de frenado electrohidráulico integrado (brake-by-wire) y suma además espejos retrovisores virtuales, llamados Audi VirtualMirrors. Están compuestos por cámaras que apuntan hacia los laterales del auto y se reproducen en las contrapuertas delanteras.

El modelo se presentará oficialmente en el próximo Salón de París y comenzará a comercializarse en Europa hacia fines de este año.


Galería